2008-03-26 12:15:33 Por: Redacción

Washington

Descubre en un tranquilo paseo los encantos de la Casa Blanca.

Washington

Washington

Lejos del bullicio de Nueva York, del glamour de Los Ángeles o del poderío industrial de Chicago, la capital norteamericana parece una ciudad provinciana, en la que puedes disfrutar de un paseo junto a los grandes centros de poder mundial. ¿Quieres descubrirlo?Día 1: en torno al Nacional Mall

Este enorme parque es el centro del Washington oficial. A un lado, el monumento a Lincoln; en el otro extremo, el Capitolio. Y a lo largo de sus tres kilómetros, el obelisco en homenaje a George Washington y el monumento a Thomas Jefferson; los memoriales a los soldados caídos en la II Guerra Mundial, en la de Corea y en la de Vietnam; la Casa Blanca y las sedes del Gobierno, y una larga lista de museos. Como es imposible verlo todo, disfruta de los espacios abiertos y deja los museos para otro día. Todos son gratuitos y merecen la pena.Día 2: Paseo por Georgetown

Es la zona más antigua de la ciudad, pero también está llena de tiendas, restaurantes y bares. Se comenzó a construir en torno a 1750. Casi todas las casas de la época han desaparecido, pero la Old Stone House (3051 M St.), de 1765, aún está en pie y se puede visitar. También puedes ver las casas que habitaron los Kennedy, el Parque Nacional de los Canales o la Universidad.Día 3: Museo del Aire y el Espacio

¿Y tú qué querías ser de mayor, espía o astronauta? Si lo has pensado alguna vez, ésta es tu ciudad. En el Mall está el Museo del Aire y el Espacio. En él puedes ver el "Spirit of Sant Louis", el primer avión que cruzó el Atlántico en 1927, y los grandes hitos de la carrera espacial. Si lo tuyo es el espionaje, acércate al Spy Museum (800 F St., NW), cerca del edificio del FBI. Para comer, uno de los locales que tiene en esta zona el televisivo José Andrés. Además de Jaleo (480 7th.. St.), su bar de tapas, el Café Atlántico, el greco-turco Zaytinya, el mexicano Oyamel, y el Minibar, con cocina de autor.Día 4: Del río a Arlington

Para empezar, excursión en yate por el Potomac. Salen de Waterfront, desde ellos ves el edificio Watergate y en algunos se puede comer a bordo. Si prefieres algo más auténtico, al desembarcar tienes restaurantes con la especialidad de la ciudad: cangrejos azules. Luego, al cementerio militar de Arlington, con las tumbas de los Kennedy. Y para acabar, una noche de el barrio de Adams Morgan, donde hay restaurantes africanos y bares de jazz, o en Dupont Circle, con numerosos cafés.

Comentarios
Washington