Diferentes tipos de orgasmos que una mujer puede lograr

Existen diferentes formas de estimular el cuerpo para lograr diferentes tipos de orgasmos.

El cuerpo humano es realmente increíble y capaz de muchas cosas, una de ellas es el placer que nos permite sentir a través de tantas terminaciones nervosas. Al hablar de sexo, ha habido muchas investigaciones que indican diferentes zonas erógenas en el cuerpo de la mujer que permiten tener diferentes tipos de orgasmos.

Aquí te contamos de siete maneras diferentes que te permitirían experimentar diferentes sensaciones.

A través de los senos

Por sus terminaciones nerviosas son una de las zonas más sensibles al tacto. Es importante no olvidar la estimulación de todo el seno, no solamente del pezón, y a través de caricias, la lengua o mordiscos suaves, podrían lograrse muy buenos resultados.

Clítoris

En ocasiones se cree que, durante la relación sexual, solo basta con la penetración, sin embargo, es más común lograr un orgasmo a través de la estimulación del clítoris. Esta parte de nuestro cuerpo tiene la púnica función de proporcionar placer, tiene el mismo número de terminaciones nerviosas que el pene y, a través de caricias y estimulación oral, puede generar grandes momentos de placer.

Orgasmo vaginal

Pese a lo que muchos creen, esta es una de las formas menos comunes para llegar al clímax, pues es algo que no depende solo del tamaño de pene, sino también con el juego previo y que tan profunda y enérgica sea la penetración, pues para lograrlo el cuello del útero es el que debe ser estimulado. Este orgasmo es menos intenso que el que se logra través del clítoris, pero sin duda no deja de ser placentero.

 

Punto G

Se dice que se trata del orgasmo más placentero, que se logra al estimular la zona interna de la vagina, sobre el hueso púbico.

Punto A

Este punto se encuentra a siete o diez centímetros de profundidad en la pared frontal de la vagina. Generalmente el pene no es capaz de estimularlo, por su falta de movilidad, por lo que es recomendable hacerlo a través de las manos.

Punto U

Este punto no ha sido muy mencionado, sin embargo, su estimulación es similar a la del punto G; se encuentra en la uretra, muy cerca del clítoris. Su estimulación puede ser manual, oral o incluso con el pene.

Anal

Esta práctica aun está llena de tabús y muchas mujeres continúan sin atreverse a experimentarlo, ya que puede llegar a ser doloroso; pese a eso, es una forma en que se pueden llegar a orgasmos muy intensos debido a todas las terminaciones nerviosas con las que cuenta. Por lo miso es que debe realizarse con mucha precaución y estimulación previa, además de mucho lubricante.