Las promesas que una mamá debe hacerle a sus hijos

La vida es un camino complejo por el cual vamos caminando y aprendiendo por lo que es importante tener claro cómo guiar a los hijos dentro de un mundo en constante cambio. 

No queremos padres perfectos que eduquen hijos perfectos, la perfección no existe pero si podemos tener algunas guías para educar a nuestros hijos. Con estas promesas lograrás educarlos de la manera más amorosa y te aseguro serás “la mejor” mamá que ellos necesitan.

 

  • Te voy a guiar, no te voy a controlar

Controlar es reflejo de personas inseguras, por lo que ser guía para tus hijos puede brindarles a ellos y a ti seguridad en la toma de decisiones. Confía y descubre de qué es capaz tu hijo. Si lo guías aprenderá a tomar decisiones correctas en la vida y lo hará mucho más seguro.

 

  • Te voy a disciplinar, no castigar

La disciplina es enseñar con el ejemplo. Buscar soluciones en lugar de criticar y castigar siempre será una opción. El amor y compasión deben anteponerse a la ira de un castigo.

 

  • Respetaré tu individualidad

Cada persona es distinta y única con intereses, sentimientos y motivaciones individuales. Lo que con un hijo funciona tal vez con otro no. Escucha, presta atención a cada señal de tus hijos para que puedas entender sus necesidades.

 

  • Todos los días reiré contigo

Todos los días date una pausa, conéctate con tus hijos y rie con ellos. No importa si es una carcajada o una risa pequeña, pero siempre hay que reír.

 

  • Motivaré al uso de tu imaginación

La manera en que puedes conseguirlo es apoyando su talento, explorando sus intereses y descubriendo la belleza del mundo que nos rodea a través de las artes, la danza, la música, la lectura, la espiritualidad, las matemáticas, la ciencia, los viajes.Si apoyas  los intereses de tus hijos, no importando si lo son para ti, podrás ayudarlo a encontrar lo que le apasiona y lo que puede lograr.

 

  • Dejaré que te equivoques

Esta es muy importante. Enseñarle a tus hijos que se puede fracasar para poder levantarse. Que todos fracasamos pero quienes triunfan en la vida lo hacen después de un haber caído, levantado e intentarlo de nuevo.

 

  • Seré un buen modelo a seguir

Los hijos aprenden viendo e imitando, sé el mejor ejemplo posible, vive una vida equilibrada, mantente saludable come bien y haz ejercicio, diviértete y  sé responsable. Pero lo más importante ámate y acéptate, así tus hijos aprenderán lo mismo.

 

  • Aprenderemos juntos

Si estás presente en los momentos más importantes de tus hijos lograrás aprender con él, esos momentos pueden convertirse en especiales para su enseñanza.

Los valores se viven juntos, aprende junto con tus hjos de la  la gratitud, el autocontrol, la empatía, el amor al aprendizaje, la espiritualidad, el pensamiento positivo, la solución orientada a la comunidad, caridad y generosidad.

 

  • Tú serás lo primero para mí

A veces la rutina nos absorbe, no permitas que eso genere una distancia con tus hijos, hazles saber y sentir que son tu prioridad número uno. Dense un tiempo de familia, hablen, canten, bailen, rían y diviértanse. Demuéstrales que no hay nada más importante que ellos.

 

  • Te amaré siempre

Hacerle sentir amado es lo más importante, expresarlo con palabras también lo es, dile cuánto le amas, en voz alta, en susurros mientras le haces cosquillas, cuando quieras pero dilo. Abrázalo, bésalo, míralo a los ojos y sonríe con él. Si lo haces desde que son pequeños de adultos les será muy fácil expresar sus sentimientos.