La increíble Dieta de la Piña dónde bajas de peso sin pasar hambre

A muchas personas les ha ido bien la dieta de la piña y aseguran que es efectiva.

La piña es una fruta tropical de la familia de las bromeliáceas con propiedades nutritivas muy importantes y que se ha convertido en alimento fundamental en las dietas que se elaboran para adelgazar.

La piña posee propiedades saciantes y además su contenido calórico es muy bajo por lo que aporta una cantidad mínima de calorías a nuestra dieta, es por ello que es comúnmente utilizada en la mayoría de los regímenes dietéticos y en algunas dietas famosas, te presentamos la Dieta de la Piña.

En este periodo reducido, comeremos 5 veces al día de manera normal, pero mezclaremos la piña en su jugo con proteínas animales. Tanto el atún como el pollo son la mejor elección por sus bajas calorías, es muy complicado obtener energía de la proteína, por eso el organismo quema la grasa acumulada. Adicionalmente, debes beber mucha agua, los dos litros diarios recomendados. Otro detalle a tener en cuenta es que no puedes hacer demasiado ejercicio debido a la carencia de nutrientes.

Veamos qué hay que comer en el menú durante estos tres días:

 

  1. Desayuno. Cómete una tostada y media piña, junto con un zumo de la misma fruta.
  2. Almuerzo. Más zumo de piña. No vale de tetrapack, debe ser casero. Para ello, hay que hervir la piña (corteza) y colarla. Si tienes licuadora mejor.
  3. Comida. Una ración de pechuga de pollo natural, sin sal. Para terminar, más rodajas de piña.
  4. Merienda. 2 rodajas de piña y un yogur natural.
  5. Cena. Para terminar el día, puré de verduras naturales. Puedes comer una ensalada que lleve piña.
  • A pesar de ser tremendamente efectiva si deseas adelgazar rápido, así como por las propiedades diuréticas y antioxidantes de la piña, no debes excederte en la práctica de esta alimentación más de 5 días, incluso de 3.
  • No la lleves a cabo con demasiada frecuencia.
  • Como en toda dieta, un médico debe supervisar tu evolución, ya que es una dieta hipocalórica.
  • Cuando hayas acabado, recuperarás parte (o todo) del peso perdido, por eso debes plantearte cuidar mejor tu alimentación e incorporar hábitos saludables a tu rutina, como realizar ejercicio todos los días.
  • Otra contra indicación importante es su prohibición para enfermos del riñón, niños y ancianos.