Cosmética contra el cambio climático

Cosmética contra el cambio climático

Cosmética contra el cambio climático

A pesar de que las técnicas de belleza y salud evolucionan de forma vertiginosa, los peligros para nuestra piel son también cada vez más patentes. En este sentido, la cosmética trata de frenar daños hasta hace bien poco inexistentes; los que produce el cambio climático.La alteración de la capa de ozono incide negativamente sobre nuestra piel. Ya hemos insistido en el hecho de que el sol es el principal causante del envejecimiento de nuestra piel (entre un 80 y un 90%). Pero es que, debido al cambio climático, estas alarmantes cifras van a ir en aumento y, por tanto, provocará un mayor número de arrugas, flacidez, manchas e hipersensibilidad.El futuro aumento de temperatura, que de aquí a unos años se estima entre 3 y 6 grados, será también un factor nocivo sobre nuestra dermis. Habrá menos humedad, un aire menos purificado y un mayor número de problemas dermatológicos: desde sequedad extrema hasta pieles reactivas y alérgicas.