La base de maquillaje perfecta según tu edad

Dime cuantos años tienes y te diré que base necesita tu piel

Elige tu fórmula base y haz el match perfecto, recuerda que para eso debes saber elegir la textura, el nivel de cobertura, el acabado y el tono. Pero lo más importante es que también tomes en cuenta tu edad y tu tipo de piel.

A los veinte:

Tu adolescencia acabaa de terminar, por lo tanto el exceso de grasa y el brillo en la zona T aún no disminuyen, para eso necesitas mantenerlos bajo control.

Grasa: Elige tu fórmula base de agua, es ligera y se distribuye fácilmente y deja un acabado mate

Mixta: La base compacta en crema a base de agua es lo que le va mejor a tu tipo de piel porque es ligera. Y como un extra le da a tu cara un tono mate

Seca: Existen foundation compactas en crema con aceites de semilla de babasú, de almendras o de coco, que hidrata tu piel.

Para las imperfecciones: Ya existen fórmulas que incluyen ácido salicílico, que es el activo que ayuda erradicar las erupciones. Puedes aplicar este dos en uno para cubrir las imperfecciones y tratarlas.

A los treinta:

Hazte cargo de tu maquillaje y atínale a la base que realmente necesitas para verte increíble. Conviértete en una quimera del contouring para difuminar bien sus bases en la cara, el cuello, los abs y el escote.

Grasa: Controla la grasa con una base en crema que sea acabado mate y que incluya protector solar para cuidar tu piel de los rayos UV.

Mixta: Busca un polvo ligero que cubra imperfecciones y que brinde protección solar.

Seca: Las bases líquidas con una cobertura de media a alta son las ideales para tu tipo de piel, por otra parte deja tu piel luminosa.

A los cuarenta:

Las manchas y los signos de expresión se empiezan a notar. Para ocultarlas invierte en un foundation que además de emparejar el tono y la apariencia de tu piel le da a tu cara ello que necesitas para verse luminosa.

Piel Grasa: Una base líquida unifica tus tonos, mejora la humectación y protege los radicales libres.

Piel Mixta: Es muy práctica aplicarte compacto en crema. Al tiempo que ofrece cobertura alta y de larga duración.

Piel Seca: Mantén tu piel perfecta en cualquier lugar con un foundation fluida.

A los cincuenta:

A esta edad la piel se vuelve más fina, más opaca y más seca, las arrugas están a la orden del día. No te preocupes, existen bases que pueden con todo el paquete. Claro, ocúpate de tenerla bien hidratada.

Grasa: Una base fluida ayuda a estimular la producción de colágeno y tienen un efecto tensor.

Mixta: La CC cream se adaptan perfectamente a tu tono, lo que unifica e ilumina.

Seca: La mejor cobertura la dará una base liquida ultra ligera y de acabado luminoso.