Mascarillas naturales

Mascarillas naturales

Mascarillas naturales

Cansancio, estrés, jornadas laborales interminables, los cambios de temperatura… la piel, aunque una sea joven, acaba resintiéndose por todas estas cuestiones. No obstante, algunos cuidados específicos contribuirán notablemente a que el cutis no pierda su vitalidad natural. Además, esto no tiene porqué estar reñido con la economía; así, algunos remedios caseros sencillos y prácticos facilitarán las cosasRemedios caserosAntes de aplicar una mascarilla sobre la piel, debes limpiarte bien la cara para potenciar al máximo sus efectos. Es recomendable empezar por darte una crema limpiadora que sea acorde con tu tipo de piel y después un buen tónico que retire los restos de suciedad y grasa. Una vez concluidos estos pasos, ya te puedes aplicar alguna de las mascarillas que se explican a continuación:Suavizante
Para aquellas que tengan la piel rugosa, la mascarilla idónea se consigue batiendo tres cucharadas de nata líquida hasta que esté espesa y mézclala con una cucharada de miel. Aplícatela y deja que actúe unos 20 minutos.
Antiestrés
Esta mascarilla devuelve el buen aspecto al cutis cansado. Cuece una patata mediana y hazla puré. A continuación ralla otra patata cruda y mézclala con el puré. Extiende esta mezcla por la cara, el cuello y el escote y déjala actuar 20 minutos. Aclara con agua tibia.Hidratante
Esta mascarilla es apropiada para cutis secos y sensibles. Bate tres cucharadas de nata líquida hasta que espese, mézclala con una yema de huevo y unas gotas de zumo de limón hasta obtener una crema. Extiéndela y espera a que actúe durante 20 minutos. Aclara con agua templada.