Pasos para hacer una chocoterapia casera

Pasos para hacer una chocoterapia casera

¡Sácale provecho al chocolate!

La chocoterapia es conocida por sus grandes poderes antioxidantes que le devuelven a la piel su elasticidad, hidratación y suavidad. Animaros a probar este tratamiento, aquí os dejo los pasos para hacer una chocoterapia casera.

Antes de empezar debes exfoliar tu piel con la mezcla de azúcar morena, aceite de oliva y el zumo de un limón.

Mascarilla facial de chocolate:

Calienta 4 onzas de chocolate puro (80 % – 90 % de cacao) en un cuenco el microondas y deja deshacer a baja potencia. Una vez derretido añade una cucharada de aceite nutritivo de almendras; mézclalo todo bien. Una vez esté tibia, puedes aplicarla sobre la piel con una brocha de maquillaje evitando la zona del contorno de los ojos y la boca, ya que es más sensible.

Deja actuar la mascarilla de chocolate durante 20 minutos, evita hablar o moverte para que actúe mejor. Pasado ese tiempo retira el producto con una toalla húmeda o esponja vegetal, lava la cara con agua tibia y aplica crema hidratante.

Mascarilla corporal de chocolate:

Derrite media taza de chocolate en baño maría en el microondas. Del mismo modo, calienta después en otro recipiente dos cucharadas de manteca de cacao hasta que quede suave. Cuando esté listo mezcla el chocolate y la manteca, déjalo entibiar a temperatura ambiente. Añade lentamente dos cucharadas de crema y tres de leche entera, mézclalo todo bien y ya tienes preparada la mascarilla corporal.

La mascarilla se debe aplicar sobre la piel bien limpia y exfoliada. Después de extenderla se envuelve la zona en plástico para que penetre mejor el producto y retenga el calor. Se deja actuar durante 20 minutos. Para terminar el tratamiento, se toma un baño de agua tibia para limpiar el chocolate del cuerpo.

Devuélvele a tu piel su mejor aspecto con estas mascarillas de chocolate caseras.