2007-03-13 12:41:38 Por: Redacción

Siempre bella

Algunos trucos para tener el cutis perfecto siempre

Siempre bella

Siempre bella

Desintoxica desde dentroSi llevas mucho tiempo fumando y te tomas una copa de vez en cuando, al optar por una vida más sana, se produce un efecto rebote. ¿El resultado? Que el cutis se vuelve de un antiestético color amarillo grisáceo, debido a que las toxinas se eliminan a través de la piel. Para acelerar esta inevitable etapa es recomendable tomar bebidas que contengan antioxidantes y antirradicales libres, como el té verde o los zumos de naranja o de tomate.Oxigena las célulasDe nuevo nos encontramos ante una mala pasada producida por el tabaco, aunque también por el estrés o por la fatiga: los capilares se comprimen, dejando pasar un flujo sanguíneo empobrecido. Las células en un régimen seco se encuentran faltas de oxígeno y de elementos nutritivos. Es el momento de darles un empujón con cuidados que aporten un extra de energía y estén cargados de plantas vitaminadas.Difumina las arrugas de la sonrisaAl llegar a los 30, es conveniente empezar a tratar las patas de gallo antes de que se marquen del todo. Pero no te preocupes porque no tendrás que dejar de sonreír, ya que existen nuevos contornos de ojos con resultados impresionantes: unos difuminan las arrugas, otros rellenan sus mini surcos, e incluso los hay que realizan un lifting en esta parte tan sensible. Eso sí, todos se encargan de restaurar las fibras de colágeno y de elastina.Matiza el colorPara dar con el tono correcto de maquillaje cuando se tiene una piel que presenta irregularidades, haz una mezcla de los diferentes tonos que se encuentran naturalmente en el rostro (por ejemplo, beige dorado, rosa y caramelo). Las mejores texturas para este tipo de cutis son las fluidas, porque funden mejor. Para aplicarlo, calienta el producto en la palma de la mano y extiéndelo con una esponja húmeda, sin cargar demasiado bajo los ojos.Luce un cutis homogéneo1.- Date una hidratante por el rostro, masajeando largamente e insistiendo en el contorno de los ojos para tratar las primeras arrugas.2.- Aplica el iluminador en las zonas claves: en lo alto de las mejillas, entre los ojos, sobre el hueso de la nariz y en el mentón para esculpir el óvalo facial.3.- Mezcla varias tonalidades de maquillajes fluidos hasta conseguir un tono más claro que el color natural del cutis. Luego, cubre las rojeces con un pincel.4.- Termina con un toque sofisticado. Sobre las ojeras, y con la ayuda de una brocha, aplica unos polvos claros, y sobre la frente y las mejillas, dorados.

Comentarios
Siempre bella