Amparo Larrañaga, actriz

Amparo Larrañaga, actriz

Amparo Larrañaga, actriz

Con una vida dedicada a la interpretación, un currículum intachable y hasta un teatro propio, a Amparo Larrañaga le sobran motivos para no arriesgar en televisión. Pero decidió hacerlo en "Fuera de control" con el personaje de Sonia. Así, una década después de "Periodistas", Amparo volvió a acercarse a este gremio, aunque con un papel muy distinto.-Nueve años desde "Periodistas". ¿No demoró en exceso su regreso a televisión?-Estuve muy centrada en el teatro y, además, me apetecía hacer comedia y un personaje distinto al de la subdirectora del "Crónica".-Y no llegaba.-Pues la verdad es que los proyectos que me ofrecían tenían mucho que ver con el papel de "Periodistas" y por eso no los acepté. Mi papel en "Fuera de control" no tiene nada que ver con ella, la otra era una ganadora total: siempre elegía. Sonia siempre pierde y casi nunca elige, es demasiado sentimental y vulnerable para permitirse ese lujo.-¿Una especie de Bridget Jones?-Muchos han hecho esa comparativa, pero no estoy de acuerdo. Mi papel está lleno de matices y es mucho más real. No es como Bridget, nadie es como Bridget: es demasiado tonta.-El medio ha cambiado en estos años que usted ha dedicado al teatro y ahora es mucho más competitivo. ¿Cómo lo lleva?-La tele es una guerra y eso es algo que hay que asumir en la profesión.-¿No tiembla cada vez que TVE retira un programa?- A mí me seguirá quedando el recuerdo imborrable de cuatro meses de trabajo sin el condicionamiento de la audiencia.Acaba de terminar de emitirse "Fuera de control", con bajos resultados de audiencia. Pero Amparo Larrañaga pone al mal tiempo buena cara y ya está de nuevo metida en un plató de televisión para grabar una nueva serie de ficción con Telecinco, que ha comenzado la grabación de "MIR", realizada por los creadores de "Hospital Central".Amparo Larrañaga, Daniel Freire, Beatriz Argüello y Luis Marco dan vida al plantel médico. La puesta en práctica de sus conocimientos, sus relaciones con los pacientes, familiares y personal sanitario, sus dificultades y éxitos en los diagnósticos, sus reacciones en situaciones de urgencia y su aplomo serán seguidos de cerca en la pequeña pantalla.