Carmen Alcayde, periodista

Carmen Alcayde, periodista

Carmen Alcayde, periodista

Finiquitado "Aquí no hay tomate", Telecinco ha contado con Carmen Alcayde para un programa que ocupara desde este lunes las sobremesas de la cadena, en el que el humor y la actualidad se darán la mano. Alcayde estará acompañada por un adolescente, Angelino, que será la réplica de la presentadora.¿Cómo va a ser su papel en este nuevo programa?Voy a ser muy yo. Cuando acabó El Tomate siempre dije que esperaba un proyecto que se ajustara a mi manera de ser, y lo he conseguido. La pareja con Angelino dará mucho juego en el plató; será curioso y original.¿Y cuáles serán los contenidos?Repasaremos la actualidad, pero lo más importante es que habrá mucho humor. Se hablará de todo, de política, economía, espectáculos.¿Y también corazón?Sí, pero sólo pinceladas. Todos los contenidos estarán muy equilibrados.Dice que se nota en esta nueva función muy yo. ¿Cómo es usted?Una tía divertida, optimista, irreverente y cortante a veces, pero con mucho sentido del humor. Se verá todo esto en el programa y al hablar con Angelino.Su papel en el plató ¿tiene algo de interpretación?Sí. Me gusta mucho el mundo actriz y yo creo que está muy unido a la presentación. En este programa todavía más.Ganó una plaza como periodista por oposición en Canal Nou. Y ha dicho que la dejó porque no quería convertirse en funcionaria. ¿Es así?Después de acabar periodismo estuve en varias televisiones locales. Luego entré en los informativos de Canal Nou, salieron oposiciones y aprobé. Pero en lugar en coger la plaza me salió una oportunidad en Madrid y me fui. No era nada seguro pero me marché porque creía que las plazas son para funcionarios. A mí no me atraía esa vida de horarios, seguridad, etc. Me gusta la aventura, aunque no sé si algún día me arrepentiré. Me encanta arriesgar. Si confías en ti mismo tienes que luchar por lo que quieres.¿Por qué cree que retiraron Aquí hay tomate?A lo que dijo la cadena, al desgaste del formato. Por la calle me decían que si hablábamos del Rey y tal… Nada. Hemos hecho lo mismo durante cinco años y no pasó nada. En Telecinco, antes de que un programa caiga lo retiran.¿La televisión rosa no ha llegado demasiado lejos en la persecución de los personajes?Ahí no voy a entrar, cariño. Ahora estoy con Angelino.¿Pero ha bajado el interés por el corazón?En la televisión todo son ciclos. Sí que es verdad que ahora la gente busca otros argumentos. Yo creo que el miedo a la crisis económica o la subida de las hipotecas provoca que el espectador se decante más por la actualidad o la política. Cuando no hay problemas es cuando interesa más el cotilleo. El boom sí ha pasado, pero el corazón sigue interesando.¿Cuál es su sueño profesional?Lo que estoy viviendo. Estoy continuamente flipando. Desde que llegué a Madrid todo ha sido aprender. No miro más allá.Ha publicado el libro Treintañeras ¿Cómo es esta generación?Somos mujeres muy afortunadas porque tenemos libertad, aunque todavía queda mucho por conseguir en igualdad; la que quiere ser madre puede serlo cada vez más tarde, y si lo desea en solitario. Tenemos el mundo a nuestros pies y de nosotras depende aprovecharlo. Somos tías valientes, muchas viven solas y no se amedrentan por nada.¿El aspecto físico es un aliado?El atractivo físico es importante, más que la guapura. Puedes no tener unas medidas determinadas pero sí un atractivo especial. Todo el mundo puede ser atractivo; sólo hace falta salir a la calle y creerte que eres mona, ser alegre y no gris. No hace falta ser guapa para triunfar porque sólo con belleza no se comunica.