Concha Velasco, actriz

Concha Velasco, actriz

Concha Velasco, actriz

La actriz dará vida a una ganadera muy ambiciosa. El trabajo es la terapia veraniega que emplea Concha Velasco en medio de una etapa personal difícil. La veterana actriz encabeza el reparto de "Herederos", serie sobre una adinerada familia que TVE 1 estrenará en la próxima temporada. Será Carmen Orozco, una ganadera ambiciosa que hace todo lo posible por preservar el patrimonio familiar.-En pleno mes de agosto y trabajando intensamente?-Quizá en este momento lo que menos falta me hace a mí es tener vacaciones. He pasado una etapa personal difícil, y como me encanta mi trabajo y tengo la suerte de que me sigan ofreciendo papeles estupendos, pues ahora es mi vacación.-Defina a su nuevo personaje, Carmen Orozco.-Es una mujer mala, que organiza la vida de los demás y se preocupa por mantener el patrimonio familiar por encima de todo. Pero yo dije que iba a aportar la humanidad que también tiene Carmen Orozco.-Además, al personaje no le ha ido muy bien sentimentalmente con su marido, como a usted.-Sí, de hecho me previnieron mis seres queridos. Pero es un papel importante.-¿Cree en el perdón?-He llegado a una altura de mi vida que me he perdonado a mí misma. Me ocurrieron cosas que creí merecer como un castigo. Y me lamía las heridas. Pero no. Ya lo he pagado todo, hija.-Ha dicho en alguna entrevista que es una mujer dolorida y defraudada?-La verdad. Cuando toca llorar, toca llorar. Soy de un país que es España, de una región, Castilla; y pertenezco a la religión católica. No reacciono como las mujeres de Cincinnati. Me siento dolorida, defrauda y traicionada.-En los malos momentos, ¿ha sido el trabajo su refugio?-Es que me gusta muchísimo. Y no me diga si pienso jubilarme porque te voy a decir que no. ¿Le ha preguntado a Nuria Espert si quiere jubilarse y tiene 72 años? Me jubilaré el día que no me contraten o no tenga la cabeza lo suficientemente cabal como para interpretar.-¿Qué le pide ahora a la vida?-Que me mantenga como estoy. Con los achaques lógicos y el envejecimiento propio. Que mis hijos sean felices. Y nada más. He vivido mucho y muy bien.-Ser uno de los personajes de las tertulias rosa, ¿deja mal sabor de boca?-No. Somos muy falsos. Siempre han existido programas y revistas de este tipo, no nos pongamos ahora ñoños. Lo único que lamento es no poder bajar a la piscina de mi casa en traje de baño, porque cualquier vecino me puede hacer una fotografía con el móvil, con mi celulitis. Lamento que no haya una ley que pueda evitar eso.