Estas son las lecciones de “La Bella y la Bestia” que deberías compartir con tu hija

Este cuento tiene su encanto ya que habla de la belleza interior

La muy esperada película La Bella y la Bestia, que rompió el récord de taquilla en el primer fin de semana de su estreno en marzo, hace a muchos a debatir si su personaje principal, Bella, es una líder femenina fuerte o simplemente otra princesa esperando ser rescatada.

¿Representa el personaje de Disney un cuento de hadas sexista y superficial? ¿O acaso se modernizó como una heroína poderosa, una mujer trabajadora interpretada por una feminista de la vida real?

Bella es una inventora que crea una lavadora para que pueda pasar más tiempo leyendo. Ella innovadora de la tecnología, una emprendedora y un modelo a seguir para el liderazgo de las mujeres. Sin embargo, reconocemos profundamente que su nombre es Bella, y su arquetipo es belleza, no cerebro.

Pero desde una perspectiva positiva, creemos que hay muchos elementos a admirar en el personaje interpretado por Emma Watson, y por eso compartimos algunas lecciones de Bella para las mujeres:

 

  1. Persiste: Bella se pone en camino para rescatar a su padre, tomando su destino en sus manos, conociendo el peligro. En la vida moderna, ella es un líder que se embarca en proyectos con decisión.

 

  1. Retrocede cuando es necesario: Tal vez sea una metáfora demasiado obvia, ¿pero qué acaso Bella no tuvo que enfrentarse contra los lobos en el bosque, tal como lo haría contra hombres machistas y acosadores?

 

  1. No juzga: Bella no juzga a una bestia por sus pezuñas, tal como haría un líder que se fijará en el rendimiento, la inteligencia y la visión de sus compañeros de trabajo, no en su aspecto o apariencias.

 

  1. No tiene miedo de ser inteligente: Ella es alguien que trabaja duro, entrega a tiempo, hace la investigación necesaria y no se distrae de sus metas.

 

  1. Colabora: Actualizando su personaje a las circunstancias del lugar de trabajo en nuestra época, Bella podría ser la única persona en el trabajo que habla con todos, nunca es desdeñosa y permite que la gente crezca, se desarrolle y se convierta en quien realmente son.

 

  1. Es amable: Aceptando a los personajes sirvientes que son ciertamente extraños como versiones animadas de objetos inanimados, Bella los acepta a su valor nominal, dándoles el beneficio de la duda.

 

  1. Apoya desinteresadamente: Como cuidadora de la bestia mientras se está recuperando, Bella modela los esfuerzos multitarea de la mujer trabajadora moderna de cuidar a la familia, a los compañeros, a los niños, a los padres, a los cónyuges.

 

Así que, viéndolo bien, no sólo se trata de una historia donde los clichés de princesas pueden estar o no: lo trascendente está en el papel de una mujer que, a pesar de las circunstancias, se muestra orgullosa de ser quien es y da lo mejor de sí. Siempre.
¿Y por qué no? Además es Bella.