Dulce boda

Dulce boda

Dulce boda

El día de tu boda es una fecha tan señalada que no olvidarás en tu vida. Cualquier detalle es importante, por lo que no debes dejar escapar nada. Todo debe estar atado y bien atado para que ese recuerdo perdure para siempre.Así, uno de los momentos más relevantes y emotivos del banquete llega con el postre. El corte de la tarta nupcial es toda una tradición en cualquier enlace matrimonial. El instante más fotografiado y más esperado por todos los invitados. Es por ello que te conviene prestar atención al pastel de boda. Te comentamos unos breves apuntes para acertar con su elección:-Combinarlo con el estilo de la boda. Resulta de Perogrullo, pero debes tener claro que la tarta tendrá que conservar el estilo de la boda, más particular o más convencional. El color de la misma también deberás tenerlo bajo control. Si estás barajando una boda más forma, tu elección estará encaminada hacia una tarta de estilo francés, sobria y con mucha nata. Por el contrario, si buscas un enlace más personal, tu éxito dependerá de un pastel fuera de lo común. Las frutas y los sabores refrescantes se presentan como un buen recurso.-Detalles que no debes pasar por alto. La tarta nupcial tendrás que confeccionarla en función del número de comensales del festín. También ten en cuenta la época del año en que se celebra la ceremonia, además pensar en cómo quieres que sea servida.-Como requisito fundamental, el pastel debe ser apetitoso, dado que la tarta es lo último que se sirve en la comida, y los invitados suelen estar empachados.-Los sabores clásicos como la nata, el chocolate o la vainilla te evitarán correr grandes riesgos. De esta forma conseguirás que la tarta sea del agrado de todos, aunque siempre habrá alguien que se queje.