2006-01-31 11:01:49 Por: Redacción

Las joyas en la pedida de mano

Imprescindibles en cada momento de la celebración

Las joyas en la pedida de mano

Las joyas en la pedida de mano

Las joyas son siempre un regalo adecuado en una celebración, sea del estilo que sea. Pero en el caso de las bodas, se convierten en un elemento imprescindible en cada uno de los momentos. Desde la pedida de matrimonio, hasta el momento de decir ‘si quiero’. Además, en las joyerías se pueden encontrar regalos adecuados para las nuevas parejas que comienzan su vida en común.Las parejas saben que las joyas son importantes en el desarrollo de su relación. ¿Quién no ha regalado joyas a su ser querido en días señalados del año?, ¿qué pareja no ha tenido un detalle romántico en el Día de San Valentín?; pero cuando se da el paso definitivo hacia el matrimonio las joyas juegan un papel más especial, todavía si cabe. Es el momento de poner en el dedo de ella un anillo de pedida, una costumbre ancestral, pero que no por ello se deja de cumplir.Cuando se regala un anillo generalmente suele estar engarzado con alguna piedra preciosa. Con él se quiere expresar el sentimiento hacia la otra persona y para ello es posible recurrir a los significados de las piedras preciosas, no todas tienen el mismo sentido y es aconsejable escoger aquella que reúna las cualidades de los sentimientos reales.Las piedras preciosas tienen significados ocultos, por ejemplo, el zafiro es sinónimo de castidad y de esperanza, La turquesa de amor y riqueza, el ópalo de mala suerte, el topacio de fidelidad, la perla de hermosura, la esmeralda de suerte en el amor, el diamante de pureza y fidelidad… Es divertido indagar en el sentido de las piedras preciosas antes de elegirlas y sorprender a la pareja dando a conocer el significado de la que se ha escogido para ese anillo tan especial.Dentro de la vida en pareja y en el momento de contraer matrimonio hay otras joyas que también juegan un papel importante. Por supuesto son las alianzas. No hay preferencias establecidas, pueden ser finas o gruesas. Puede optarse por el oro, oro blanco, el platino… Y por supuesto se puede optar por la incrustación de piedras preciosas de lo más variado en ellas. En cuanto a sus estilos se puede ir desde el más clásico al más vanguardista. La pareja dedica mucho tiempo a tomar esta decisión puesto que este anillo simbolizará su amor durante muchos años.Las joyas que luce la novia en la ceremonia son también de vital trascendencia. Las diademas cada vez vuelven con más fuerza, bien de fantasía o de piedras auténticas. También las gargantillas suelen acompañar a los cuellos desnudos de la novia, con pendientes elegidos cuidadosamente que no desentonarán nunca con el traje escogido para ese día.La tradición de las arras no es seguida en todas las ceremonias religiosas. Son trece monedas que el novio pone en manos de la novia durante la celebración del matrimonio y que suelen ser portadas hasta el altar por algún niño o niña relacionado familiarmente con la pareja. Tiene un sentido arcaico y se trataba del regalo que el novio hacia a la novia como reconocimiento y agradecimiento por su virginidad. Más allá de este significado su emotividad durante la celebración del matrimonio hace que muchas parejas opten porque estas monedas/joyas les acompañen al altar. En muchos casos las arras son un recuerdo familiar.

Comentarios
Las joyas en la pedida de mano