La lista de bodas

La lista de bodas

La lista de bodas

Los futuros contrayentes pueden aprovechar las listas de bodas para incluir muebles, elementos decorativos o electrodomésticos que respondan a sus gustos y necesidades.De vuelta de la luna de miel nos queda una cosa muy importante por hacer, montar el nuevo hogar. Todo depende de si nos hemos decantado por un piso nuevo o por uno alquilado. Normalmente el piso alquilado estará amueblado, por lo que únicamente tendremos que darle nuestro toque personal; en cambio si compramos un piso debemos amueblarlo por completo.En este caso, lo más aconsejable a la hora de organizar la boda es recomendable realizar una lista de bodas que se repartirá con la invitación. Previamente la pareja deberá escoger en el lugar donde van a hacer la lista las cosas que van a necesitar en su nueva casa, si no lo hacen corren el riesgo de encontrarse los regalos por duplicado e incluso por triplicado. No es extraño ver a nuevos matrimonios con dos vajillas, tres juegos de café y cuatro o cinco portarretratos de plata. Las listas de bodas también sirven para evitar esos molestos regalos que tan poco nos gustan.A partir de este momento es mucho más fácil montar el nuevo hogar, contando ya con muchos de los elementos que se necesitan, sobre todo teniendo en cuenta que el gasto que se debe hacer es mucho menor.La decoración de la casa le corresponde tanto a él como ella, aunque difícilmente logrará una mujer que su marido se pase tres horas metido en una tienda escogiendo visillos o edredones, por lo que una solución quizá sea escoger juntos muchas cosas a través de catálogos.A la hora de recibir regalos de boda abundan las cuberterías y vajillas y algunos aspectos decorativos, como cuadros o figuras de adorno. Los novios no deben olvidar que también pueden escoger, a la hora de confeccionar la lista, pequeños o no tan pequeños electrodomésticos que constituirán una parte imprescindible del mobiliario de su hogar. Un microondas o un robot de cocina son de los llamados regalos ?útiles? en los que quizá no se piensa antes de la boda, pero sí a la hora de emprender la vida en una nueva casa. Otros aparatos de uso diario, como el vídeo y actualmente el DVD, pueden tener también presencia en las listas o en las ideas de los invitados a la hora de elegir regalo.Hay que procurar que los distintos elementos que conforman la decoración de un hogar guarden cierta relación entre ellos. Si nos encontramos con una mesita de salón en madera o materiales nobles junto a lámparas modernistas o adornos psicodélicos el efecto decorativo puede ser espantoso.Los futuros cónyuges deben tener claro el estilo que quieren que predomine en su casa y no deben vacilar en hacer partícipes de sus gustos a sus invitados, para evitarles errores a la hora de elegir un regalo. Es frecuente, además, que algunos invitados acudan al establecimiento donde está la lista de bodas para comprobar este tipo de gustos, aunque luego se decante por un regalo no incluido allí.