Receta de tarta de manzana

Pastel de manzana

Puedes utilizar esta tarta para cuando tengas pocos invitados.

La tarta de manzana es uno de los postres más antiguos que hay. Es una tarta a base de bizcocho, que os aseguro les encantará. Estos son los ingredientes que debéis tener a la mano:

Para la masa:

  • 125 g de margarina o mantequilla (a temperatura ambiente, blanda)
  • 125 g de azúcar
  • 8 g de azúcar de vainilla
  • 1 pizca de sal
  • Zumo de medio limón
  • 3 huevos
  • 200 g de harina
  • 2 cucharaditas rasas de levadura en polvo
  • 2 cucharadas de leche

Para la superficie:

  • 25 g de mantequilla
  • 750 g de manzanas

Para el brillo:

  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque
  • 1 cucharada de agua

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Engrasamos un molde desmontable de unos 25 cm de diámetro con un poco de mantequilla o aceite y reservamos. Para la superficie derretimos los 25 g de mantequilla en una cazuela al fuego y también lo reservamos para más tarde.

Pelamos las manzanas, le quitamos el corazón y las cortamos en cuartos. Hacemos un corte a los cuartos de manzana a lo largo.

Para la masa, echamos la mantequilla a temperatura ambiente en un bol y batimos bien. Poco a poco vamos añadiendo el azúcar, el azúcar de vainilla, una pizca de sal y el zumo de medio limón y seguimos batiendo.

Añadimos los huevos uno a uno y batimos a máxima potencia.

Antes de echar la harina, la mezclamos con las 2 cucharadas rasas de levadura y luego la incorporamos a la mezcla. Seguimos batiendo y añadimos las 2 cucharadas de leche.

Llenamos el molde con la masa y lo alisamos con una espatula. Colocamos las manzanas en forma de corona o anillo encima de la masa.

Con una brocha, lo pintamos con la mantequilla derretida que habíamos dejado reservada previamente. Lo metemos al horno precalentado a 180 ºC durante unos 45 minutos.

Mientras la tarta está en el horno, y poco antes de que la vayamos a sacar, calentamos las 2 cucharadas de mermelada de albaricoque con una cucharada de agua en una cazuela y la dejamos hervir removiéndola de vez en cuando. Pasamos la mezcla por un colador.

Sacamos la tarta del horno. La pintamos con el almíbar de albaricoque y la dejamos enfriar antes de desmoldarla con cuidado. ¡Ya tenéis una deliciosa tarta de manzana lista para degustar!

También podría gustarte