10 recetas para una piel sana

10 recetas para una piel sana

10 recetas para una piel sana

Mango, camomila, yogur… Tu epidermis necesita que la mimen por dentro y por fuera. Vitamina E, zinc, aceites esenciales, prebióticos, aguas florales, naranja, arcilla blanca, ácido gamalinolénico, clorofila y almendra. Te enseñamos cómo utilizar estos elementos en beneficio de tu piel.Vitamina EEl aceite de argán y el de sésamo son muy ricos en vitamina E, un potente antioxidante que previene el envejecimiento. Conjugar diversos aceites y aplicarlos directamente sobre la piel es un remedio muy eficaz para revitalizar la epidermis tras el castigo veraniego. El aceite de sésamo, muy utilizado en ayurveda, es particularmente nutritivo y se puede mezclar con el de cártamo o el de nuez. No olvides nunca esta fórmula: 60% de aceite de sésamo + 20% de borraja + 20 % de cártamo. Aplica unas gotas y masajea.ZincEs un oligoelemento indispensable para la síntesis del colágeno. Un truco para sacarle el máximo provecho es incorporar un cuarto de ampolla de gluconato de zinc a una mascarilla de arcilla y aplicarla sobre la piel durante unos minutos. Los resultados son instantáneos.Aceites esencialesAplicados en pequeñas dosis, han demostrado propiedades calmantes, cicatrizantes, etc. Pero recuerda que nunca se deben utilizar en casos de afecciones graves sin el consentimiento de un médico. Los que mejor se toleran son los de geranio y lavanda.PrebióticosUna piel bonita y sana está relacionada, entre otras cosas, con un correcto tránsito intestinal. Los expertos recomiendan curas regulares con probióticos para cuidar la flora intestinal.Aguas floralesSon otro remedio natural muy eficaz para conseguir un apiel sana. Se pueden utilizar puras o rebajadas con agua mineral, en el caso de pieles sensibles. Al estar compuestas por una mezcla de principios activos hidrosolubles y de muy pequeñas cantidades de aceites esenciales, son una alternativa interesante porque son menos grasas. La de camomila es un potente antiinflamatorio.Naranja 100%Potentes antioxidantes, los carotenos ?que dan el color naranja al mango, la zanahoria y la calabaza? protegen la piel contra las agresiones y aceleran la cicatrización. Se pueden tomar a diario en zumos o aplicarlos en forma de mascarillas. Toma nota: 1 taza de calabaza cocida + 3 gotas de aceite esencial de mandarina + 1/2 cucharada de café de aceite de germen de trigo.Ácido gamalinolénicoLos aceites de borraja y de onagra contienen este ácido graso ideal para combatir la piel seca. Se pueden tomar o aplicar con esta receta: perforar las perlas y mezclar tres gotas de aceite de arga con dos gotas de aceite esencial de geranio. Aplicar en la cara, una vez por semana.Arcilla blancaPor su capacidad para acelerar la regeneración de los tejidos, es el "Rolls" de los productos para embellecer la piel. Diluida con un poco de agua es un magnífico exfoliante incluso para las pieles más sensibles. También se puede mezclar con un poco de arcilla roja para drenar las toxinas y purificar. Deja actuar durante cinco minutos y limpia bien con abundante agua.ClorofilaAntioxidante y cicatrizante, la clorofila se encuentra en las verduras verdes. Por ejemplo, la lechuga cocida es eficaz para sanar las heridas. También puedes probar comer espirulina, un alga rica en clorofila, betacaroteno y ácido gamalinolénico o aplicarte una mascarilla, mezclando media cucharadita con un poco yogur. Elimina con agua.E + zinc = almendraMuy ricas en vitamina E y zinc, las almendras son las mejores amigas de la piel. Antes de consumirlas, déjalas en remojo durante 12 horas para que sean más digestivas. Reducidas a polvo, permiten hacer peelings y mascarillas que te dejan la piel suave como la de un bebé. Prueba a mezclar una cucharadita de polvo de almendras con un poco de yogur natural. También le puedes añadir una gota de aceite esencial de geranio o de sándalo blanco. Déjala actuar tres minutos.