Cómo nació el masaje

Cómo nació el masaje

Cómo nació el masaje

Todos los médicos griegos lo practicaban. El propio Hipócrates, padre de la medicina moderna, decía que "el camino a la salud es recibir a diario un baño perfumado y una fricción con aceite".
En Europa la técnica se popularizó y extendió en el siglo XIX, destacando en este campo el sueco Per Henrik Ling, que estableció los principios del masaje sueco.¿Para qué dolencias es apropiado el masaje?El masaje relaja y vigoriza en general, pero en particular nos libra de cualquier padecimiento del estrés y la vida sedentaria: malas posturas, tensión muscular. Mejora los trastornos circulatorios, pues favorece flujo sanguíneo.Trata el insomnio, la sinusitis, la hiperactividad, los dolores de cabeza y musculares, la hipertensión, los trastornos cardiacos, la ansiedad y la depresión. Alivia los calambres en los deportistas y bailarines, pues depura los músculos de sustancias tóxicas que se acumulan en ellos tras esfuerzos extenuantes.En los enfermos de cáncer se usa para mitigar sus dolores y efectos de la radioterapia y quimioterapia, y también acelera la recuperación de víctimas de un ataque cardíaco.Además, muchos médicos recomienda el masaje a los pacientes con problemas psicológicos graves, porque relaja mentalmente y ayuda a afrontarlos mejor.Está contraindicado en casos de fiebre, flebitis, trombosis y varices, salvo que un médico lo prescriba específicamente.Tipos de masajes:FRICCIÓN: movimientos circulares dados con uno o más dedos, utilísimo en lesiones de tendones y ligamentos, pero no en heridas.PRESIÓN: apretones lentos y rítmicos dados con las palmas manos o con los nudillos.PERCUSIÓN: con los puños cerrados se dan golpes cortos y ligeros. Especial para zonas carnosas del cuerpo: muslos, glúteos…AMASAMIENTO: tomar una porción de músculo, apretujarla como si se amasara pan, soltarla y repetir. Se aplica sobre todo en cintura y abdomen, estimula la circulación y relaja los músculos contraídos. Es el masaje que hay que dar en caso de calambres, porque elimina toxinas.LA KINESIOLOGÍA. Es una técnica especial de masaje que incide en ciertos puntos de los músculos, para activar y aumentar el suministro de sangre y linfa, líquido que arrastra las toxinas.El masaje en casaPara curar y aliviar problemas conviene acudir a un profesional cualificado. No obstante, como método de relax y preventivo, se puede dar masaje en casa.
Podemos tomar nociones en cualquier manual, y conviene seguir estos consejos:- Darlo en una habitación tranquila y con buena temperatura, sobre una cama dura o camilla. Para aumentar sus beneficios tumbar al masajeado sobre una manta eléctrica a baja temperatura y tapar las partes que no se masajeen para que no coja frío.- Buscar la comodidad del masajeado. Al tumbarle boca abajo colocar una almohada en su torso y una toalla doblada en el arco de los pies.- Quien de el masaje debe quitarse anillos, pulseras o relojes que puedan arañar y provocar heridas, y ponerse muñequera para no lesionarse las manos al hacer fuerza.- Usar sólo aceite vegetal o de bebes, que no tapona los poros, para no restar al masaje uno de los mayores beneficios, la respiración de la piel. No verterlo nunca directamente en la piel, sino en las manos, y frotarlas para calentarlo.- Mantener un ritmo constante de masaje con las manos.- Al finalizar dejar al masajeado acostado unos minutos y tapado. No levantarse bruscamente, sino despacio.Juana Escabias