2014-03-28 13:49:58 Por: Michelle Castañeda | Fuente: Notimex

Qué es la enfermedad de Darier

La enfermedad de Darier es conocida por afectar directamente a la piel. Es una enfermedad hereditaria, no tiene cura, pero se puede tratar. ¡Entérate!

Qué es la enfermedad de Darier

La enfermedad de Darier también es conocida como piel escamosa.

La dermatóloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Ana Rosa Alvarado Rivas, afirmó que la enfermedad de Darier o piel escamosa es una afección genética cuya aparición predomina en las primeras dos décadas de edad.

La especialista, adscrita al Hospital General de Zona (HGZ) No. 14, explicó que sus características son granos pequeños, así como resequedad en la epidermis y engrosamiento de la piel que le da un aspecto escamoso.

Indicó que las lesiones características de esta enfermedad, conocida también como queratosis folicular, tienden a aparecer sobre todo en piel cabelluda y diseminarse hacia el cuello y la parte alta de la espalda, presentándose además en el dorso de las manos y en los pliegues.

Dijo que en la enfermedad: “Hay una alteración genética que produce una queratinización epidérmica aberrante, esto es, una producción excesiva de queratositos en la capa córnea manifestándose por endurecimiento en la piel y aparición de escamas”.

Advirtió que al ser una enfermedad genética, no existe forma de prevenirla ni de curarla, pero con un adecuado apego al tratamiento y dependiendo del grado de severidad, el paciente puede controlarla a grado tal que puede pasar desapercibida.

Subrayó que conforme la edad avanza, la enfermedad tiende a empeorar aunque existen factores que pueden exacerbarla como el hecho de rascarse, frotarse la piel, asolearse y hasta estresarse, esto al margen de la edad del afectado.

En cuanto a la frecuencia de la enfermedad de Darier, dijo que es de uno en 100 mil y comentó que quien la padece tiene un 25 por ciento de probabilidades de heredarla, destacando que otro dato característico de la afección es a nivel de las uñas.

“Son frágiles y con estrías longitudinales que van a dar áreas más gruesas en algunas zonas, sobre todo en las más cercanas a la base de la uña”, detalló la dermatóloga.

También resaltó que hay casos en que se extiende hacia mucosas, sobre todo en la región oral, manifestándose por zonas que son ásperas.

“El paciente refiere como una sensación de lija al tocarlas con la lengua”, y además pueden aparecer placas blanquecinas que se depositan en el interior de la boca, pero también del esófago, de genitales y del ano”, agregó.

El tratamiento generalmente se enfoca a lubricar la piel e incluye jabones cremosos además de queratolíticos, soluciones que se aplican de manera tópica hechas a base de urea, ácido salisílico y retinoico cuyo uso de alterna en función de la severidad.

En los pacientes donde el daño es más extenso y llega a mucosas, se añaden tratamientos por la vía oral, pero cualquiera que sea el caso, debe ser el experto en dermatología quien prescriba el plan médico a seguir.

“Quien tiene la enfermedad debe acudir con el dermatólogo, definitivamente es una piel especial, con mucha resequedad, con tendencia a engrosarse y es un profesional quien debe tratarla, nunca automedicarse”, indicó.

Comentarios
Qué es la enfermedad de Darier