2006-06-06 09:20:58 Por: mujeraldia

Bebés a la carta

¿Se puede elegir el sexo del bebé?

Bebés a la carta

Bebés a la carta

La bioquímica argentina, Adriana Baretta, asegura que llevar una dieta concreta durante los días previos a la gestación juega un papel "clave" en la selección del sexo del bebé y garantiza prácticamente el 100 por cien de éxito.

 

Así, el mayor consumo de productos con calcio y magnesio favorece niñas, mientras que la ingesta de una importante cantidad de sodio y potasio induce la procreación de varones, aunque "todo depende de las cantidades y frecuencia de consumo", según advirtió durante la presentación en Madrid de su libro "¿Niño o niña? Ya puedes elegir".

Baretta manifestó que es consciente del escepticismo que puede generar este método al contrariar totalmente la "teoría del azar", pero insistió en que espera una mayor confiabilidad, ya que está muy fundamentado. En concreto, de los 153 casos tratados a través de este método hasta 2004, 150 fueron exitosos y lograron el sexo que buscaban.

El método, según la experta, se basa en una combinación del empleo de dietas específicas con el control de los ciclos menstruales, ya que se ha demostrado que el momento más próximo a la ovulación favorece la gestación de niños, mientras que unas 48 horas antes de la ovulación induce niñas. Además, la dieta influye en la acidez o alcalinidad de las secreciones femeninas que a su vez favorecen un tipo de espermatozoide (X o Y) determinado.

Así, por ejemplo, alimentos como las legumbres, los frutos secos, los fiambres, el pescado y la fruta favorecen la procreación de niños; frente a los productos lácteos, acelgas o copos de avena que ayudan a la gestación de niñas. "Aunque debe tenerse en cuenta un equilibrio determinado entre lo que se come y no se come, ya que no basta sólo con ingerir un determinado producto", precisó la autora del libro.

Según el manual, de la editorial MAD, este procedimiento natural posee muchas más probabilidades de éxito que los métodos artificiales y conlleva muchos riesgos como los embarazos múltiples. Además, puede ser una respuesta a los problemas éticos derivados de la elección del sexo de los bebés mediante técnicas genéticas, prohibidas en España, pero permitidas en otros países como Bélgica.

Comentarios
Bebés a la carta