Las mejores posturas para dar lactancia al bebé

Las mejores posturas para amamantar al bebé

Utiliza una buena postura para evitar que el bebé se lastime.

La mayoría de bebés tienen que pasar por la lactancia materna, por ello debes estar preparada. Puede que dar la leche al bebé te resulte algo difícil o incómodo cuando es la primera vez. Toma en cuenta alguna de las mejores posturas para dar lactancia al bebé.

Postura para la cama: La primera vez que se da de mamar es mejor hacerlo tendida de costado en la cama. Muchas mujeres amamantan a sus hijos de esta forma por las mañanas. La madre y el bebé se ponen en paralelo. Si tu hijo es muy pequeño, ponle una toalla enrollada en la espalda para impedir que ruede hacia atrás.

Postura del balón de rugby (el bebé tumbado bocarriba y bajo el brazo de la madre, con los pies hacia fuera): Es buena para vaciar todos los conductos del pecho. Esta posición ayuda a evitar la retención de leche, responsable de la mastitis. Es útil para amamantar a dos niños a la vez. Requiere una base amplia, como un sofá.

Postura de la medialuna: Para que la toma sea eficaz, la mamá y el bebé deben estar cómodos. Cuando des el pecho sentada es importante que apoyes bien la espalda. Coloca al niño en tu regazo, vuelto hacia ti, y acércale al pecho empujándole por la espalda con suavidad, no por la nuca.

¿Cómo saber que la postura es correcta?

  • La succión no duele (aunque puede ser un poco incómoda los primeros días).
  • El bebé tiene la boca muy abierta.
  • El bebé tiene las mejillas redondeadas.
  • La barbilla toca el pecho y la nariz no está tapada.
  • El labio de abajo cubre más areola que el de arriba.
  • La succión rápida del principio (para conseguir la bajada de la leche) se vuelve una succión más lenta y rítmica.
  • Mientras el bebé succiona la mandíbula inferior sube y baja haciendo que se le mueva la oreja y la zona de la sien.
  • Cuando el bebé se desprende del pecho, el pezón tiene una forma larga y redonda y no deforme como por ejemplo una barra de labios.

Pon en práctica estas posturas para que tú y tu bebé se sientan cómodos.

También podría gustarte