2006-02-22 14:39:28 Por: Redacción

Sensibilidad a flor de piel

¡Déjate llevar por las sensaciones!

Sensibilidad a flor de piel

Sensibilidad a flor de piel

La imagen que desarrollamos de nuestro propio cuerpo tiene que ver con nuestra infancia, con el aroma de la madre, con sus caricias y, sobre todo, con sentirse amado.Hay personas que desde pequeñas están acostumbradas a controlar su sensibilidad y cuando sienten algo agradable, automáticamente se ponen tensas.Si negamos una sensación, la zona del cuerpo correspondiente se vuelve rígida. Por ejemplo, la pelvis se retrae cuando tensamos los músculos anales para reprimir la rabia. De esta manera, el cuerpo al ponerse tenso va suprimiendo las sensaciones vitales de deseo de excitación y de placer.Y es que la tensión es una repuesta automática del organismo para no sentir, pero si abusamos de ella iremos cerrando nuestro cuerpo a la sexualidad.Es importante…- Todo nuestro cuerpo es erótico; sólo tenemos que descubrirlo.- La piel mantiene una especie de memoria histórica de los contactos y caricias que nos hicieron sentir bien.- A través de la ternura, la piel recupera sensaciones olvidadas o dormidas. Un buen masaje puede ser el mejor regalo sensual.- Las zonas eróticas son inagotables. Los caminos corporales son personales; no existen fórmulas mágicas que valgan para todo el mundo.

Comentarios
Sensibilidad a flor de piel