Valle del Jerte

Valle del Jerte

Valle del Jerte

La Garganta de los infiernos es una Reserva Natural situada en el Valle del Jerte, en la provincia de Cáceres, al extremo sur de la sierra de Gredos. Destaca por ser un hermoso paisaje de agradable clima, con inviernos no muy fríos y veranos no muy calurosos. La Reserva Natural es conocida por su enorme red hidrográfica, llena de saltos de agua y piscinas naturales, arroyos, cascadas y pozas creadas por la erosión del río.Su clima permite que en el Valle de Jerte existan diversas especies de fauna y flora, como el bosque caducifolio, bosque de ribera, piornales serranos o pastizales alpinos, y diversas especies animales muy distintas entre sí, debido la diversidad de sus microclimas.La roca madre de la Garganta es una gran masa de rocas eruptivas formadas a gran profundidad, que se originó hace unos 300 millones de años y se modificó estructuralmente hace 40 millones de años. Las principales rocas que pueden encontrarse en la zona son granitos y gneis.La caza y la pesca es abundante en el Valle del río Jerte, lo que hizo que tribus de pastores nómadas se quedarán en este valle asentados con sus ganados. El nombre del río Jerte proviene de la época de la invasión árabe, que a su paso por el valle le dio el nombre de Xerete, es decir, el de aguas cristalinas.En la Garganta de los Infiernos destacan principalmente los tramos del río donde, aparecen las espectaculares "Marmitas de Gigante" e impresionantes saltos de agua en el paraje de "Los Pilones", uno de los más destacados del valle. La gran fama de la Garganta de los Infiernos se atribuye sobre todo a esta zona, en la que abundan los saltos de agua y las cascadas, junto a las grandes pozas, fruto de la erosión del cauce del río en la roca. Sus aguas cristalinas en verano hacen de este un lugar ideal para disfrutar de un paseo por el bosque y de un refrescante baño en las pozas.En la Reserva Natural se pueden realizar distintos deportes de montaña, bonitas rutas en bicicleta o a caballo, parapente, pesca o escalada y disfrutar de un baño en las piscinas naturales, además de senderismo, con diferentes rutas a través de la reserva y con distinta dificultad.