Aumenta la actividad sexual con tu pareja

No dejes que el sexo disminuya, es momento de seguir un plan de acción para aumentar su frecuencia

La actividad sexual es fundamental en la parejas que han dejado un distancia en la cama, será la rutina, el cansancio, el estrés o el dolor de cabeza lo que abre la brecha enorme en las parejas y se alejan cada vez más de la posibilidad de tener sexo.

Por eso te damos algunos consejos que te pueden ayudar a aumentar el sexo con tu pareja.

 

Posiciones

Primero que nada has de saber que algunas mujeres necesitan algún tipo de estimulación del clítoris para tener un orgasmo durante el sexo; ¡ojo! no todas las  posiciones sexuales permiten que esto suceda. Sin embargo cuando estás arriba de tu pareja podrás estimular el clítoris contra tu hueso pélvico. En la posición de perrito el pene puede golpear tu punto G y al tiempo él o tú podrán jugar con el clítoris.

A los hombres les encantan las posiciones que permiten una penetración profunda. Pueden conseguirlo si tú estás acostada con sus piernas en el aire en un ángulo de 90 grados. Esto permite la penetración profunda y, porque sus piernas están juntas, se siente más apretado. Utilizar algún lubricante puede aumentar tus sensaciones.

 

Juguetes Sexuales

Deja atrás la timidez los juguetes sexuales pueden hacer que ese encuentro sea fantástico. Un vibrador, por ejemplo,  puede estimular fácilmente tu clítoris. El anillo de pene se coloca durante la erección del hombre, que puede ayudarle a permanecer duro más tiempo. Usa esposas, disfraces y todo lo que se les ocurra.


Comunicación
Para el buen sexo la comunicación es esencial. Ambos deben sentirse cómodos compartiendo sus necesidades y deseos sexuales.  Hazle saber qué y cómo te gusta y pídele que te comparta también sus inquietudes.

 

Cumplir Fantasías

Primero que nada hablen de sus fantasías una vez que lleguen a un acuerdo de cuál van a cumplir y llevenlas a cabo.

 

Estrés
El estrés contribuye a la falta de interés en el sexo, deben trabajar juntos para disminuir los niveles de estrés. Hablar lo que los mantiene en ese estado los puede aligerar.