Evita que tus hijos sean víctimas del bullying

El bullying escolar suele ser peor de lo que los padres creen, y definitivamente ninguno quiere que su hijo sea víctima de él.

Prevenirlo puede hacerse desde casa, para lo cual se necesita que los padres inciten a sus hijos a ser más sociables, abiertos y tolerantes.

Esto sin obligarlos a nada, pues desde pequeños deben sentir también el respeto hacia su personalidad.

Otras formas para evitar que tus hijos caigan en alguna situación de acoso son:

autocontrol y fuerza

No evites que tus hijos se enfrenten a situaciones difíciles. Deben aprender controlar sus emociones negativas y entender que no siempre las cosas podrán ser como ellos desean.

confianza

Fomenta un ambiente de confianza dentro de casa para hablar de cualquier tema. Así, si un día le ocurre algo a tu hijo que lo haga sentir incómodo, no dudará en contarle a algún miembro de la familia.

Fomenta su autoestima

No se trata de mimarlos o mentirles, sino de que, así como los castigas o les haces ver cuando hacen algo mal, es importante reconocerlos en lo que hacen bien y en sus logros.

Incluso cuando se equivoquen, motívalos a aprender de sus errores y a volver a intentarlo.

muestra interés en sus cosas

Esto va de la mano con la confianza, si tus hijos notan que hay interés en lo que les ocurre día a día, es más fácil que te cuenten si llegan a estar en una situación de bullying.

Incluso será para ti más sencillo notar si hubiera algún comportamiento extraño de su parte.

no los compares

Comparar su comportamiento o forma de ser con la de otros no ayudará a que los niños se vuelvan independientes y con confianza en si mismos.

Recuerda que cada niño es diferente, así como sus procesos de aprendizaje y crecimiento.

sé un buen ejemplo

En la mayoría de los casos los hijos son el reflejo de sus padres, por ello deben ver que tus relaciones con otras personas son positivas y respetuosas.