Las ventajas de beber vino con tu pareja

Sí, ya sabemos que no necesitas ningún motivo más para beber vino con tu pareja, o sola, pero no podíamos quedarnos con las ganas de compartirte verdaderas razones científicas que respaldan a la bebida de los dioses como un aliado que no puede faltar en tu hogar.

Así que háblale a tu pareja y ¡Salud!

1. Mejora el metabolismo

Sólo por si necesitabas otra razón para amar el vino, te informamos que es un gran aliado para tu dieta; ya que al ingerir una copa activas la función del gen SIRT1, el cual impide la formación de nuevas células de grasa, y ayuda a movilizar las existentes.

2. Aumenta el placer

Según un estudio de la Universidad de Florencia, las mujeres que toman de una a dos copas de vino al día tienen un mejor desempeño en el Índice de la Función Sexual Femenina (FSFI). Esto podría deberse a que la presencia de polifenoles en el vino tinto promueven el aumento de líbido y, con ello, una mejor lubricación, excitación y desempeño sexual.

Por si fuera poco, un estudio realizado en la Universidad de California concluyó que al degustar el vino moderadamente, se liberan endorfinas en dos áreas de nuestro cerebro, aumentando así la sensación de placer en hombres y mujeres.

3. Boca lista para besar

Beber vino limpia tu boca y previene infecciones, ya que evita el crecimiento de estreptococos, los responsables de las caries, dolor de garganta y gingivitis. Además, un estudio de la Universidad de Laval en Quebec afirma que el polifenol (componente del vino) ayuda a reducir la inflamación de las encías.

4. Memoria de elefante

¿Eres olvidadiza? Pues ponte a beber vino, ya que existen más de 70 estudios científicos que demuestran que el consumo de esta bebida mejora el funcionamiento de la materia gris, y previene la demencia. Esto se debe a la elevada cantidad de antioxidantes del vino, los cuales promueven una buena coagulación que terminará mejorando el riego sanguíneo al cerebro.

5. “Y vivieron felices por siempre”

Beber vino con tu pareja podría ayudarlos a reducir el riesgo que tienen de padecer depresión.

Un grupo de universidades españolas realizó un estudio con 2,683 hombres y 2,822 mujeres, de entre 55 y 80 años, durante un período de siete años. Encontraron que si las personas bebían 5 o 6 copas de vino a la semana eran menos propensos a ser diagnosticados con depresión.

Aquí te dejamos una opción deliciosa para seguirle sacando provecho a tu bebida consentida: receta de trufas al vino tinto.