2013-02-18 14:19:03 Por: Michelle Castañeda | Fuente: Mujeraldia.com

Forma correcta de limpiar las brochas de maquillaje

Si tus brochas están llenas de maquillaje, es necesario que les des una lavada. Aprende a hacerlo correctamente para no arruinarlas.

Forma correcta de limpiar las brochas de maquillaje

Aprende a lavarlas correctamente para no lastimarlas.

Si no procedemos a una limpieza correcta, además de ir acumulando todos los restos de maquillaje, esos residuos pueden crear bacterias que terminan rompiendo nuestros pinceles. Para realizar una limpieza perfecta, no te olvides de seguir los siguientes pasos:

Debemos limpiar nuestras brochas por lo menos una vez al mes, esto para no ir acumulando bacterias y suciedad. Es fundamental que limpies los pinceles después de cada uso con la ayuda de una toallita desmaquillante, de esta forma, será más fácil eliminar todos los residuos que quedan en las cerdas y que manchan el siguiente maquillaje que hagamos.

Para una limpieza profunda solo necesitarás dos ingredientes, un jabón neutro antibacteriano y un poco de aceite de oliva.

Mezcla dos partes de jabón antibacteriano junto con una parte de aceite de oliva en un planto limpio. Coge cada uno de tus cepillos, y humedécelos ligeramente con agua tibia. Asegúrate de que las cerdas se mantengan hacia abajo en todo el proceso, para que no entre agua en la zona central donde todas las cerdas se mantienen unidas, porque puede hacer que el pegamento se vaya aflojando, haciendo que se caigan.

Una vez que has mojado el cepillo, sumérgelo en la mezcla de jabón y cúbrelo completamente. Trabaja la mezcla en las cerdas con la palma de la mano y los dedos, y continúa hasta que el residuo de maquillaje haya desaparecido.

Al terminar de hacer el paso anterior, enjuaga todo en agua tibia hasta que desaparezca el jabón de las cerdas. Coge una toalla y coloca una servilleta absorbente de papel sobre ella.

A continuación, pon el cepillo de manera que la parte superior del mango se encuentre en la parte superior de la toalla, dejando el resto del cepillo hacia abajo sobre la toalla de papel. Este simple paso, permitirá que los pinceles se vayan secando de forma inclinada, mientras se mantiene la humedad lejos del centro donde están pegadas todas las cerdas.

Deja secar cada una de las brochas y pinceles durante la noche y verás cómo quedan absolutamente perfectos.

Una vez que están secos, aplica un poco de aceite de oliva con tus dedos para así acondicionar cada una de las cerdas de tus brochas y pinceles.

Comentarios
Forma correcta de limpiar las brochas de maquillaje