¡Mi pelo es muy grasoso!

Cabello grasoso

Las causas para el cabello graso pueden ser hereditarias.

El pelo es una de las partes que más cuidado tienen las mujeres, por lo que es importante que sepas cómo manejar tu tipo de cabello, en este caso el pelo grasoso.

¡No te preocupes! Todo tiene una solución.

El pelo graso lleva cuidados especiales, ya que para que luzca bello es necesario mantenerlo limpio y agradable.

Los expertos aconsejan lavar el cabello unas tres veces por semana para no castigar demasiado el cabello con dosis excesivas de humedad. Los cabellos grasos no deben lavarse diariamente, a pesar de que pueda parecer insoportable. El exceso de humedad y el masaje demasiado reiterado reproducen todavía más la apariencia seborreica.

La temperatura del agua también puede ayudarnos a controlar el exceso de grasa. Debes empezar a masajear el cabello bajo un chorro de agua templada. Posteriormente, varía la temperatura del agua, enfriándola cada vez más, hasta llegar a tu límite. Rociar el pelo con un poco de vinagre, es un truco muy eficaz, ya que aporta brillo y ayuda a frenar el exceso de grasa.

Los champús deben ser siempre específicos para pelo graso. La composición de estos ayuda a mantener el brillo y la limpieza durante más tiempo.