Descubre el significado de la ofrenda de Día de muertos

La ofrenda de Día de muertos es un ritual a la memoria de los que ya se han ido, los elementos que se colocan en ella son símbolos de la vida después de la muerte y una forma de compartir con los difuntos lo que gustaban hacer.

Los altares para los muertos como los conocemos en la actualidad son un reflejo del sincretismo cultural de costumbres de Europa con mesoamericanas.

La tradición dice que el 1 y 2 de noviembre la línea entre los vivos y los muertos se hacen más delgada. El primer día las almas de los niños llegan a visitar a sus seres queridos para el día dos recibir a los adultos.

Para dar un buen recibimiento a las almas que vienen a visitarnos se prepara la ofrenda que entre muchas cosas contiene: los platillos favoritos de los difuntos, así como sus pertenencias o fotografías y elementos que los ayudan a continuar su viaje por el más allá.

Por lo tanto los altares de muertos varían en elementos dependiendo el hogar o lugar en donde sean colocados.

 

El significado de los elementos en la ofrenda de Día de Muertos:

Velas

Su flama guía para que el alma siga y encuentre el camino. Se suelen colocar en forma de cruz o una en cada punto cardinal. También son símbolos de fe.

Cempasúchil

La flor de los muertos o cempasúchil simboliza el sol por su radiante color naranja y al igual que las velas, también sirven de guía, por lo que se acostumbra realizar caminos de pétalos al altar.

Calaveras de azúcar

Estas representan la presencia de la muerte. Cuando se colocan tres de ellas en la parte inferior del altar representan la santísima trinidad.

Izcuintle

Los antiguos consideraban a los perros como guías para llegar al Mictlán o inframundo y se le puede representar con una figura de barro en forma de perro, además ayuda a que las almas de los más pequeños se sientan tranquilos.

Fotografías

Estas son del ser querido que llegará a visitarnos, si no tenemos una cruz de ceniza simboliza lo mismo que una imagen de las ánimas del purgatorio.

Cadenas de papel picado moradas, amarillas y negras

Representan la unión entre la vida y la muerte y dependiendo el color tienen su significado como el negro y el morado que son los colores del luto y el amarillo o naranja los de la vida.

Comida

Se colocan los alimentos que más disfrutaba el difunto, entre ellos un delicioso Pan de muerto.

Agua

Se coloca en la ofrenda de Día de Muertos para retomar nuevas fuerzas para el regreso y aliviar la sed y el cansancio del viaje.

Sal

Ayuda a alejar los malos espíritus y a que el ánima no se corrompa en ninguno de sus viajes, debido a que es un símbolo purificador.

Licor

Este elemento se coloca en los altares dedicados a los adultos para que el alma visitante festeje y recuerde acontecimientos felices que vivió

Copal

Se coloca para purificar el ambiente así como ahuyentar malos espíritus.