Cómo lavar las almohadas en la lavadora

Cómo lavar las almohadas en la lavadora

Es recomendable cambiar las almohadas cada 2 años.

Las almohadas retienen mucha suciedad y polvo, además, estas también pueden producirnos enfermedades. Si quieres dejar tus almohadas como nuevas, entonces sigue estos consejos de lavado en lavadora.

No es necesario lavar las almohadas una vez a la semana, pero es aconsejable que lo hagas periódicamente para evitar que la suciedad se acumule en estas.

  1. Antes de comenzar, observa con cuidado la etiqueta de las almohadas para ver las instrucciones de lavado y confirmar si pueden lavarse en la lavadora o no. La mayoría de las almohadas pueden meterse en la lavadora sin problema, pero por si acaso, observa con atención la información en las etiquetas de tus almohadas.
  2. Para mantener tu máquina de lavar balanceada mete unos calcetines o algunas prendas pequeñas junto con las almohadas. De esta forma, tu lavadora se mantendrá equilibrada y evitarás que pueda llegar a dañarse.
  3. Al momento de elegir el jabón correcto para la lavadora, es mejor optar por un jabón líquido y no en polvo para evitar que queden residuos del jabón dentro de la almohada o incluso en el exterior.
  4. El relleno de las almohadas puede acumular mucho jabón durante el lavado, y una sola enjuagada no quitará todo ese jabón. Por ello, es recomendable que enjuagues dos veces tus almohadas.
  5. Para el secado puedes poner tus almohadas bajo el sol. Nunca las pongas en tu cama si estas no se han secado por completo, la humedad podría crear hongos. También puedes utilizar la secadora en un ciclo suave para no generar grumos dentro de la almohada.

Para mantener las almohadas limpias, lo ideal sería lavarlas al menos dos veces al año.