Fernando Lemoniez, mujer clásica y con clase

Fernando Lemoniez, mujer clásica y con clase

Fernando Lemoniez, mujer clásica y con clase

El vestido es la prenda estrella de la colección del creador donostiarra, que apuesta también por los conjuntos de camisa y falda. Confeccionados en crêpe de Chine, los diseños se distinguen por su ligereza, cayendo sobre el cuerpo de la mujer de forma natural y envolvente.Para acentuar la sensualidad femenina, Lemoniez ajusta en ocasiones estas prendas al torso de la fémina a través de líneas más pegadas al cuerpo o con la ayuda de cinturones de tela anudados a la cintura o por debajo del pecho. El diseñador vasco apuesta por el largo por la rodilla, definiendo así a una mujer urbana a la que le gusta sentirse cómoda. Pero no renuncia a los cortes por debajo de la rodilla o que se prolongan hasta los pies para las ocasiones más especiales.Para las más atrevidas, los vestidos se confeccionan con volúmenes en la espalda, otorgando a esta prenda un toque de "glamour". Los cuellos camiseros y las mangas largas ajustadas en la muñeca contribuyen también a la sofisticación: Lemoniez no renuncia a dar sensualidad a la mujer con escotes pronunciados y en movimientos.Los tonos tierra -principalmente el marrón y el beige-, el berenjena, el blanco, el negro y el beige son las discretas propuestas de Lemoniez, que utiliza muy tímidamente el verde. Los diseños son monocromáticos, si bien en algunos de ellos estos colores se combinan en estampados geométricos. En el caso de las faldas y las camisas, la combinación de negro y berenjena con marrón y beige, por ejemplo, da idea de la sobriedad de esta colección.