Receta de empanadillas de atún

Empanadillas de atún

También puedes ponerle un poco de queso rallado encima.

Las empanadillas las puedes rellenar de cualquier cosa, como jamón y queso, champiñones, carnes, manzana y canela. Pero las empanadillas clásicas son las que llevan atún, tomate y huevo duro. ¡Mira aquí la receta!

Ingredientes:

  • 1 paquete de empanadillas
  • 2 huevos para cocer
  • 4 latas pequeñas de atún al natural o en aceite de oliva
  • cebolla
  • ajo
  • Tomate frito o tomate triturado (si queréis hacer el tomate frito vosotros mismos)
  • 1 huevo batido para pintar

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es el relleno, que además podéis hacer con anterioridad para rellenar las empanadillas al momento de consumirlas.

Ponemos agua en una cazuela con algo de sal y cuando está hirviendo echamos los dos huevos con cuidado dejando que cuezan 10 minutos. Una vez cocidos los pasamos por un chorro de agua fría y los pelamos, reservándolos.

Mientras, en una sartén con un poco de aceite pochamos la cebolla y el ajo a fuego bajo. Cuando esté transparente la cebolla añadimos el atún bien escurrido y dejamos freír un par de minutos. Incorporamos el tomate frito y mezclamos bien.

Si queréis podéis hacerlo con tomate natural triturado, en cuyo caso echamos sal y rectificamos la acidez del tomate con una pequeña cucharadita de azúcar, y dejamos freír por espacio de unos 15 minutos.

Incorporamos luego los huevos cocidos y picados de forma gruesa, revolvemos el relleno, dejando que todo se integre bien.

Retiramos del fuego y empezamos a rellenar la masa de las empanadillas. Lo ideal es no rellenarlas demasiado, con una pequeña cucharadita es suficiente, ya que de otra forma se nos pueden romper.

Cerramos y sellamos con un tenedor. Mientras repetimos la operación con el resto de empanadillas vamos precalentando el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo. Podéis forrar una bandeja con papel de horno.

Batimos un huevo y con ayuda de un pincel de silicona pintamos la superficie de cada empanadilla. No es necesario que pintéis los dos lados, ni que deis la vuelta a las empanadillas en el horno a media cocción. El otro lado se hará perfectamente, aunque la parte brillante y más vistosa será una de ellas.

Mantenemos en el horno hasta que la superficie de las empanadillas esté doradita. Retiramos del horno y servimos calientes o frías.