La edad a la que conocerás al amor de tu vida, científicamente comprobado

Sí, sabemos que te has preocupado por quizá haber dejado al amor de vida atrás y ni siquiera notarlo, tranquila. Esta es la edad a la que conocerás al amor de tu vida.

Según un estudio de Match.com, el famoso sitio de citas británico, la edad promedio en la que las personas encuentran al amor de su vida es a los 27 años, aunque este número varía entre hombres y mujeres. En el caso de los hombres, ronda los 28 años, en el caso de las mujeres, los 25.

Y no nos atreveríamos a afirmar que todos aquellos que fueron parte de tu vida antes de los 25 son irrelevantes, por supuesto jugaron un papel importante en tu proceso de crecimiento.

El estudio de Match.com, señala que después de entrevistar a más de 2 mil personas, entre hombres y mujeres, pudieron concluir que la mayoría conocieron “al indicado” en sus veintes. La investigación reveló también que, en promedio, las personas declaran su amor “al indicado” después de cinco meses y más o menos un mes más tarde tienen su primera pelea (casi siempre después de la temida presentación a los padres). Si consiguen salir con éxito de ella, las parejas tienden a comprometerse después de dos años para posteriormente escribir su “felices por siempre”. Van por la vida solo los dos hasta que después de cuatro años, en promedio, crece la familia.

El mismo estudio indica que una pareja espera, en promedio, de una semana a dos para tomarse la mano por primera vez, mientras que 31 por ciento de las parejas entrevistadas confesó que se dieron el primer beso la misma noche en la que se conocieron.

Y aunque en en la guerra y en el amor todo se vale, esta investigación nos da un referente de cómo es que vivimos el amor (en los tiempos de Facebook). En cuanto al sexo, la mayoría de las parejas dijeron que dejan pasar una o dos semanas para dormir juntos por primera vez, aunque el 23 por ciento aseguró que tuvieron sexo un mes después de iniciada la aventura.

Si estás cerca de los 25, abre bien los ojos. Si ya los pasaste, no te preocupes, las reglas (y los estudios) se hicieron para romperse. Que pase lo que tenga que pasar, y cuando tenga que pasar.