¿Padeces el síndrome Selena Gómez? Quizá sea hora de dejar de intentarlo con tu ex

Todas tenemos esa amiga que siempre termina regresando con su ex sin importar cuántas veces nos ha jurado olvidarlo y seguir con su vida. Seguramente Taylor Swift ha pasado días enteros escuchando las quejas y promesas de Selena Gómez de olvidarse de Justin Bieber, aunque parece haber desarrollado un síndrome que la hace querer seguir intentándolo con el mismo tipo que la ha decepcionado en incontables ocasiones. Si no quieres ser esa amiga, o si ya lo eres y quieres dejar de ser ese triste personaje, te damos las razones por las que quizá debes dejar de intentar rescatar lo insalvable:

Quizá ya nunca sea lo que era

Puede ocurrir que después de dejar la relación, la vuelta ya no sea lo mismo. Todo depende del motivo del problema y de la falta de respeto y confianza que la ruptura haya ocasionado. Recuperar la confianza de alguien es difícil… pero no imposible.

Te impide crecer

Si lo has intentado una y otra vez con la misma persona pero sigues cometiendo el mismo error, necesitas replantearte tu decisión. Volver a caer con la misma piedra puede significar que tienes miedo de salir de tu zona de confort, lo que te impide crecer y desarrollarte.

Cierras la puerta a algo nuevo

Cuando vives en tu zona de confort te estás cerrando puertas. Esas puertas, de abrirse, pueden significar una vida mejor junto a otra persona. Seguro que hay posibles candidatos que podrían hacerte muy feliz. Así que no tengas miedo a la incertidumbre y da un paso hacia adelante.

Puedes provocar un daño mayor

Las relaciones se van erosionando con los conflictos. Lo que significa que si estás constantemente perdonando a tu ex por sus errores (en caso de que sean suyos) cada vez habrá más motivos para que la ira se manifieste. Así que sé maduro e intenta que la situación no se vaya de las manos.

Quizá no se superen los rencores

Dependiendo del motivo del problema, puede que nunca superes lo que sucedió con tu ex. Si el motivo es una infidelidad, no todo el mundo está preparado para olvidarlo. Si el rencor está presente durante la relación, difícilmente acabará bien esta historia.