¿Quieres comenzar a correr? ¡Estos tips te ayudarán a iniciar la carrera!

Correr es uno de los deportes más amigables, tanto porque no necesitas mucho equipamiento (bastan unos tenis deportivos, camiseta, short o pants; como porque es fácil que encuentres cómplices que lo hagan contigo. La mayoría de los deportes más populares, requieren de correr, así que si quieres fortalecerte, quemar grasa, marcarte o mejorar tu salud y condición física, el común denominador es correr.

Entre los beneficios inmediatos de correr está la euforia del corredor, que se da luego de una carrera o de un entrenamiento largo, ya que además de la liberación de endorfínas el torrente sanguíneo se llena de compuestos que en bajas cantidades provocan el efecto analgésico y eufórico post-práctica, es decir, son los responsables de reducir la ansiedad y sensibilidad al dolor luego de entrenamientos largas o una carrera.

Para que tu también goces de los beneficios de este sencillo pero completo deporte, te decimos lo que necesitas tomar en cuenta para comenzar a correr:

Escucha a tu cuerpo, corre de una forma natural’ que logre te sientas cómoda y si algo duele (rodillas, tobillos o cadera) es que debes cambiar la forma en que te mueves o simplemente calentar mejor. Entre más corras, tu cuerpo será más eficiente.

¡Corre! Si bien es cierto que la técnica es importante; el cuerpo es sabio, y al inicio procura correr de tal forma que te sientas cómodo y siempre de menos a más, es decir: empieza trotando ligero o caminando rápido y ve aumentando primero el tiempo en que mantienes el esfuerzo constante y luego, la velocidad.

¡Busca cómplices! Invita a un amigo, novia, o a alguien para que entrene contigo. Lo ideal es que esté a tu nivel de entrenamiento o ligeramente más arriba o abajo para que se acompañen todo el tiempo.

Respira: Recuerda mantener un buen control sobre tu respiración, inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

Alterna caminar y correr: Si sientes que no estás aguantando el ritmo de toda una rutina corriendo, alterna tu carrera con lapsos caminando y otros corriendo. Pueden ser 30 segundos corriendo y un minutos caminando para lograr controlar tu ritmo cardíaco. Conforme avances en la práctica, te será más sencillo controlar el cansancio.