Cuidados vacacionales

Cuidados vacacionales

Cuidados vacacionales

Te vas de vacaciones y cuando por fín llegas a tu destino, en lugar de comenzar el merecido descanso y disfrute, empiezan los problemas: jet lag, estreñimiento o infecciones de verano son algunos de los problemas que más padecemos cuando viajamos. Toma medidas para que tus vacaciones no se compliquen.Jet Lag
El desfase horario tras los vuelos intercontinentales causa sensación de somnolencia, a menudo combinada con insomnio, cansancio intenso, hinchazón y desorientación. Suele ocurrir unos días después de aterrizar.
¿Qué hacer? Procura acostumbrar a tu cuerpo adaptándote cuanto antes a los horarios del nuevo país. Trata de dormir cuando allí sea de noche, aunque en tu ciudad aún haga sol. Adapta tu reloj a la hora local y no te pases todo el tiempo preguntándote qué hora es en España ni qué deberías estar haciendo.Golpe de calor
Este fenómeno ocurre cuando el organismo supera los 40,5º C de temperatura. Sus síntomas son muy reconocibles: piel caliente y seca, sed intensa, dolor de cabeza, náuseas y mareo, calambres musculares, fiebre alta, confusión, taquicardia, convulsiones… Es importante actuar a tiempo para que la persona afectada se recupere cuanto antes.
¿Qué hacer? Traslada al afectado a un sitio fresco y colócale con la cabeza alta, dale agua a menudo, refresca su ropa, abanícale, ponle compresas de agua fría y bolsas de hielo en la cabeza. Si no mejora, llévale a Urgencias.Infecciones de verano.
La conjuntivitis es muy común al bañarse en piscinas con exceso de cloro. Produce lagrimeo, enrojecimiento y picor. Es muy contagiosa. También los hongos, que se propagan en piscinas sin depuradora. El pie de atleta, muy común, provoca lesiones de color rosado con picor intenso.
¿Qué hacer? No te mojes los ojos en la piscina y ten a mano colirios a base de manzanilla o hammamelis. No camines sin zapatillas por los vestuarios.Estreñimiento
Es un trastorno muy frecuente durante las vacaciones. Los cambios en la rutina y en la alimentación están entre sus causas.
¿Qué hacer? Establece horarios fijos para comer y hazlo lentamente. Toma mucha fibra (pan integral, frutas y verduras), aceite de oliva y agua. No abuses de los alimentos exóticos o poco habituales en tu dieta (picante, especias, etc).Quemaduras solares.
Aparecen por abusar del sol y/o tomarlo sin protección durante las horas centrales del día.
¿Qué hacer? Toma baños de agua templada (no fría) para aliviar el calor y aplica compresas frías y húmedas sobre la piel. Hidrata el cuerpo por fuera (con alter sun o gel de aloe vera, muy fresco) y por dentro (bebe mucho líquido). Mantén limpia la zona quemada, evitando que se rompan las ampollas. Si aparece una infección, debes acudir al médico para que te prescriba alguna pomada antibiótica. Evita por completo el sol hasta que las quemaduras se curen.

También podría gustarte