Los fetiches sexuales más extraños de todos

Fetiches sexuales

¿Tienes alguno de estos fetiches?

Los fetiches son conocidos como deseos o fantasías sexuales. Estos fetiches se pueden dar cuando la presencia de algún objeto les genera orgasmos, viendo reflejado en ese objeto a la persona deseada.

A continuación te mostraremos los fetiches sexuales más extraños de todos:

Dacrofilia: Hay muchas personas que incrementan su excitación al lamer, untarse o hasta beber lágrimas.

Formicofilia: Este placer es derivado de insectos arrastrándose por el cuerpo. Se cree que este fetiche se da en casos donde en el hogar hay muchos insectos. ¡¿Os imagináis una hormiga en la vagina?!

Arachibutyrophilia: Es la obsesión de personas de echarse encima de su cuerpo grandes cantidades de mantequilla de maní. Si una persona ve cómo lo hace, la excitación aumenta.

Acrotomofilia: Algunas personas se excitan con miembros amputados, ya sea su ausencia o su prótesis.

Agalmatofilia: Es la excitación con estatuas, maniquís o cualquier cuerpo inmóvil. Muchas personas no solo contemplan estos cuerpos que se muestran en las tiendas de ropa, algunos incluso los roban para tener sexo con ellos.

Hierofilia: Es la excitación sexual derivada por los objetos religiosos. Algunas personas fanáticas, por ejemplo, suelen asegurar que “le pertenecen a Cristo”, llevan esto a un extremo y aman usar cruces, Biblias u otros objetos en el acto sexual.

Mecanofilia: Existen personas que se ven atraídas sexualmente por los autos. Edward Smith, un hombre que dice haber tenido sexo con más de mil autos y uno que otro helicóptero.

Simorofilia: El placer sexual que genera montar accidentes o desastres como un choque automovilístico. Se sabe de personas que han provocado incendios para poder obtener ese orgasmo deseado.

Varias personas no han sabido controlar su apetito sexual, por lo que lo llevan a extremos. ¿Qué les parece?

También podría gustarte