Chicago, placer arquitectónico

Chicago, placer arquitectónico

Chicago, placer arquitectónico

Dicen los estadounidenses que es su segunda capital ?aunque es la tercera en número de habitantes? y la ciudad del viento. Y tienen razón: por sus calles corre, en invierno, la brisa helada que llega desde el lago Michigan. Pero si algo define a la ciudad de Al Capone, Michael Jordan y Barack Obama es su arquitectura. El gran incendio que la asoló en 1871 y dejó sin techo a más de 100.000 personas permitió que sus habitantes la reconstruyeran casi desde cero. Y lo hicieron pensando en el futuro. Sólo 14 años después se construía allí el primer rascacielos del mundo. Desde entonces, y con la firma de los mejores arquitectos internacionales, no han parado.Para disfrutar viendo. El afilado perfil de Chicago puede admirarse desde diversos puntos, pero siempre nos sorprenderá. Para verlo desde lo más alto, nada mejor que el observatorio de la torre Sears (223 S. Wacker Dr.), que con 110 pisos es la más alta del país hasta que se concluya la de Santiago Calatrava. La Hancock (Michigan Ave.), un poco más baja, es también una buena opción. Otra magnífica perspectiva es la frontal: desde el Navy Pier (E. Grand Ave.), un parque de atracciones en el antiguo muelle. Y a ras del suelo hay varias opciones: un recorrido en barco por los canales del río Chicago o una vuelta en el "loop", el metro elevado que recorre el centro. Pero aún hay mucho más que ver: el Millenium Park, un auténtico museo de arte contemporáneo al aire libre; Oak Park, un suburbio al que se llega en metro y donde Frank Lloyd Wright dejó muchas de sus obras?Para ir de compras. Aprovechando que el euro sigue estando fuerte, el mejor destino es la Magnificent Mile. Y hace honor a su nombre: edificios lujosos, tiendas de los mejores diseñadores y la Gold Coast (costa de oro), con sus largas playas.Para divertirte. Desde un partido de baloncesto de los Chicago Bulls (aunque tener entradas es casi imposible, www.bulls.com) hasta una noche de música en Chicago Blues (2519 N. Halsted) o House of Blues (www.hob.com).