Ordena tu casa y no mueras en el intento

No es fácil pero tampoco una misión imposible

Ordenar nuestro espacio personal, y sobre todo nuestro hogar puede convertirse en una de las tareas más pesadas, tediosas y sufribles. Para que nada de esto te suceda y salgas de ahí como una triunfadora te damos algunos tips para que tu casa luzca irreconocible, como nunca la habías dejado.

  1. Desocupa todo tu armario, cuando tengas todo fuera pregúntate si verdaderamente lo vas a usar, si la respuesta es negativa tíralo o dónalo según el estado en el que esté.
  2. Ordena todo por categorías o secciones, por ejemplo, primero todos los zapatos, luego los libros, luego los clóset y así para que sea más fácil. Empieza por las que menos ocupas pues suelen tener más polvo y es de las que puedes obtener más espacio.
  3. Si no sabes por dónde empezar porque todo es un relajo, empieza por el lugar que crees que es más complicado y de ahí al sencillo, esto te dará menos problemas porque si llega la noche y empezaste del otro lado seguirás teniendo un desastre y quizá esté peor.
  4. Guarda por tipologías, esto te será muy funcional. Busca la forma de guardar las cosas que tengan la misma función o el mismo uso en el mismo lugar para que sea más fácil de encontrar después. Piensa a futuro.
  5. Ya no compres más almacenaje, hazlo con lo que tienes. El problema de seguir comprando más objetos para guardar cosas, es que te volverás toda una acumuladora. Entre más tenemos para guardar más cosas innecesarias respaldamos. Mejor se práctica y sencilla, al contrario si te puedes deshacer de algo mejor.
  6. La casa debe ser el vivo ejemplo de que menos es más, así que empieza a ponerlo en práctica. Retira todo aquello que ya no te hace feliz, o lo que te estorba o que hace que tu habitación se vea llena.