Labios besables en un dos por tres

Los labios son el arma de seducción perfecta. Con estos tips de belleza caerá rendido a tus pies sí o sí

Labios perfectos, claro que existen. Más allá de tratamientos quirúrgicos, los trucos de belleza caseros y los remedios naturales también te ayudarán a tener la boca que deseas. Labios besables, sí señor.

Una boca jugosa y sensual es el sueño de toda mujer. Hoy verás este sueño hecho realidad. Ahora el problema será quitáterlo de encima.

  • La que (casi) nadie aplica. Exfolia. Elimina células muertas, pellejitos y demás indeseables.
  • Humecta. Para evitar las arrugas y resequedad, puedes exfoliar tus labios con un poco de azúcar y miel. Para humectarlos solo necesitas una barra comercial de manteca de cacao.
  • Eres lo que comes. Consume alimentos ricos en vitamina C y E para evitar el envejecimiento prematuro de la piel de la comisura de los labios, pero no olvides enjugar después para evitar manchas e irritaciones.
  • Tabaco y alcohol. El consumo excesivo de estas sustancias produce en las mujeres un revestimiento oscuro en los labios.
  • Protector solar. Utiliza diariamente un protector solar de SPF 30.
  • Ejercicio (aunque usted no lo crea). Para lograrlo, abre y cierra la boca, haz pucheros o trata de hacer círculos con los propios labios, de esta forma mantienes su firmeza.
  • Maquillaje. De calidad:
  • La orilla. Delínealos con cuidado, del centro hacia las comisuras.
  • El relleno. Aplica 2 capas de labial, de preferencia con ayuda de una brocha, ten cuidado en el centro y las esquinas.
  • Gloss. Con ligeros toquecitos.
  • Acabado final. Pon entre tus labios un pañuelo desechable y apriétalos, para deshacerte del exceso.
  • Desmaquillante. Para labios, además, aplica un poco de crema fría en una bolita de algodón, retira el maquillaje con suaves movimientos circulares. Lava con agua tibia y aplica bálsamo para un efecto calmante.
  • Labios gruesos. Sin colágeno. Bicarbonato de sodio y el aceite de oliva, la mezcla perfecta. Activa la circulación de la sangre y permite presumir de unos labios más gruesos y bonitos. Labios besables sí o sí.