Pon una nota de color

Pon una nota de color

Pon una nota de color

La claridad y luminosidad de los largos días de verano nos proporciona una cálida sensación de bienestar, y eso se transmite a la hora de decorar nuestro hogar. Por eso, este es el momento ideal para dar otro aire a las paredes de la habitación de tu bebé con colores chillones y divertidos vinilos adhesivos.Los tonos neutros se dejan de lado para dar paso a colores vivos y alegres, como el fucsia, turquesa, naranja, amarillo o violeta. Un buen consejo es jugar con los colores en distintas composiciones para combinarlos con formas geométricas.Los vinilos _que tanto gustan a los niños- son recursos muy utilizados como elementos decorativos. Aprovecha alguna temática por la que tu hijo se sienta especialmente atraído y plasma en las paredes llamativos vinilos. Así conseguirás una atmósfera perfecta para tu pequeño.Las cenefas también son protagonistas en los dormitorios infantiles. Una propuesta acertada puede ser pintar la habitación de dos tonalidades diferentes dividas por una cenefa divertida.¡No esperes más y deja volar tu imaginación para renovar su cuarto acorde con los colores de esta temporada!