Dieta de la Manzana

Dieta de la Manzana

Dieta de la Manzana

La manzana es una fruta con gran cantidad de virtudes para prevenir enfermedades y mejorar nuestra piel, ya que aumenta su hidratación. Si la consumes frecuentemente podrás disminuir los niveles de colesterol, de presión arterial y evitar la adherencia de placas en las paredes arteriales.
El primer día sólo debes ingerir manzas, el resto de los días lo puedes combinar con una ensalada o carne en las comidas y cereales a la hora de la cena.

Lo primero que baja es el abdomen y la cintura, puede ser que a veces salga un poco de acné debido a la desintoxicación y en algunas ocasiones, podrías notar un leve dolor de estómago debido al cambio de alimentación.

Evita la carne de cerdo y grasas después de terminar la dieta porque el estómago queda totalmente limpio.

Tomar diariamente un mínimo de 8 vasos de agua y evitar refrescos con gas, aunque sean dietéticos.
No practiques el ejercicio mientras se hace la dieta y procura dormir bastantes horas.

CONSEJO

Antes de plantearte seguir esta dieta deberás consultar con tu médico. En general, los niños, las mujeres embarazadas y las persona en tratamiento médico continuado deberán abstenerse de llevar a cabo este tipo de regímenes.