¿Por qué es bueno tener un parto en el agua?

Cada vez es más común conocer a mujeres que desean dar a luz con la opción del parto en agua y es que al parecer, bajo esta condición el dolor disminuye para la madre ya que sentirse en el agua funciona como una especie de “anestesia natural”.

Tal ha sido el éxito del parto en agua, que algunos centros de salud y hospitales ya incluyen dentro de sus instalaciones bañeras para que las futuras madres puedan vivir esta experiencia. Algo que tienes que tomar en cuenta, es que si deseas aliviarte así, tu embarazo debe de ser de bajo riesgo.

Ventajas

El sentir agua caliente en el cuerpo, provoca que los músculos se relajen haciendo que el parto sea más fácil para la madre y que el bebé pueda salir más rápido.

Muchas mujeres han señalado que al dar a luz así, sienten un vínculo mucho más afectivo con su hijo, porque es una manera íntima de que su bebé llegue al mundo. No en medio de aparatos, médicos, medicinas y extraños en una habitación.

Las madres que han practicado esta condición, indican que se sintieron con mayor libertad y comodidad, pues entre menos intervenciones médicas, más seguras se sintieron. Lo que causa que se relajen y las contracciones sean menos doloras.

El parto en agua causa en las madres una mentalidad diferente y mas tranquila. Por lo que si tenemos una madre feliz, habrá un bebé aún más feliz.