Cuando la menopausia toca a tu puerta: una etapa trascendental

Una de las etapas trascendentales en la vida de la mujer es la menopausia que se refiere al cese definitivo del ciclo menstrual y el momento en el que comenzarás a ver y sentir los signos y síntomas de la menopausia.

Bye, bye toallas y tampones: Cuando la regla se ausenta o no se presenta a tiempo, es más corto y más ligero, o comienza a coagularse rápidamente, puede ser indicio de la menopausia. La menopausia significa un período de 12 meses completos sin la visita de “Andrés, el que viene cada mes”.

Los penosos bochornos.

Las mujeres que ya están acercándose a la menopausia suelen  sentir un sofoco, consecuencia de que las hormonas están mezclando la regulación de la temperatura de tu cuerpo (el hipotálamo).

Enemiga de la báscula.

Otro de los cambios más considerables además de la falta de regla es el incremento rápido de peso. Trata de combatir el aumento de peso llevando una dieta saludable y haciendo regularmente un poco de ejercicio.

El insomnio.

Es otro de los malestares que experimentan las mujeres ya que se agotan los niveles de estrógenos y el cerebro, en respuesta, excreta productos químicos que te mantienen en alerta toda la noche.

Resequedad vaginal.

Tu zona sur también se ve afectada con la incómoda falta de lubricación, lo que puede hacer que el sexo se vuelva  doloroso.

Estado de ánimo cambiante.

La fluctuación en la producción de hormonas nos juegan malas pasadas y no es de extrañar que estés un poco malhumorada.

Senos adoloridos.

El dolor y sensibilidad en los pechos son muy característicos de menstruación, embarazo y menopausia, debido a los cambios hormonales.

Mrs Migraña.

Ya no salen de tu cosmetiquera aspirinas, paracetamol y cualquier pastilla ante la ausencia de ciertas hormonas. Algunos alimentos como la cafeína que pueden empeorar el problema.

¡Acude al médico, busca alguna actividad o hobbie que haga más llevadera esta etapa!