Olvídate de la resaca con estos sencillos remedios

Inicia la época de posadas y las fiestas y reuniones no dejarán de surgir en tu agenda, así que te tenemos los mejores tips para olvidarte de la resaca y sólo preocuparte por divertirte, así que ¡saluuuuuud!

Comer antes de beber

Si después de beber no quieres lamentarte, la comida es tu mayor aliada. Los alimentos en tu estómago ralentizan la absorción de alcohol dentro del sistema. Precisamente por ello, lo más aconsejable es que te prepares algo con carbohidratos, como un buen plato de pasta o pizza y, de postre, un plátano. Otro truco muy recurrido entre algunas personas es tomarse una cucharadita de aceite con la cena. Éste creará una especie de película en el estómago que te protegerá de los temidos efectos del alcohol y te ayudará a evitar la resaca. Recuerda que cuanto más variada y saludable sea tu alimentación, mejor cuerpo tendrás para afrontar unas copas.

Evitar las bebidas oscuras

Uno de los mejores remedios para la resaca es tomar bebidas blancas. El vino tinto y otras bebidas oscuras como el whisky, el ron o el brandy pueden darte un malestar mayor ingiriendo la misma cantidad. Esto se debe a los componentes biológicamente activos presentes en estas bebidas, mismos que varían según el tipo de azúcar que se haya involucrado en el proceso de fabricación, y en el caso de las bebidas oscuras provocan mayor resaca. Precisamente, si hablamos de los azúcares, cuanto menos cantidad tengan las bebidas, menos resaca producirán.

Así que, si quieres estar en plena forma al día siguiente, lo mejor es que te decantes por el vino blanco y los licores claros, por ron blanco, por ginebra o por vodka.

¡Bebe agua!

Cuando hablamos de remedios para la resaca hay un truco infalible que es, además, todo un clásico: beber un vaso de agua entre copa y copa. El motivo: porque el agua ayuda a diluir el alcohol que contiene nuestro cuerpo.

Además, uno de los principales factores de la resaca es la deshidratación, por eso beber agua puede disminuir notablemente los efectos de una buena fiesta nocturna. Y otro motivo obvio pero también importante es que mientras bebes agua, no estarás bebiendo una copa de más, y por lo tanto estarás ingiriendo menos alcohol sin darte cuenta.

Otro de los básicos sobre cómo evitar la resaca es bailar durante la noche y caminar un poco antes de irnos a dormir. Esto se debe a que el movimiento físico activa o aumenta nuestro metabolismo y, con ello, se reducen nuestras posibilidades de sufrir dolor de cabeza al día siguiente. Al día siguiente también puede venirte genial una buena cura detox.

Qué tomar para la resaca

Aunque llegar a este punto es lo menos deseable, en ocasiones es inevitable y tenemos que preguntarnos qué hacer para sentirnos mejor. Una vez más, beber agua sigue siendo una de las soluciones principales, pero para poner fin a ese incesante martilleo en la cabeza, también puede ayudarte un buen plato de carbohidratos, un ibuprofeno o algún complemento alimenticio que te ayude a depurarte.

Por ejemplo, el cardo mariano o la alcachofa, así como la vitamina B6 contribuyen al buen funcionamiento del hígado, con lo que le resultará más fácil a este eliminar de la sangre algunas sustancias nocivas para el organismo, como el alcohol. Así que si ya lo has probado todo, solo te queda tener paciencia y encomendarte a estos remedios contra la resaca.