¿Cómo debes amueblar tu casa?

¿De veras crees que ese maravilloso baúl antiguo del que te has enamorado tiene cabida en tu minúsculo apartamento? No te embales; cuando se trata de amueblar un hogar, lo más conveniente es analizar cuidadosamente el espacio del que se dispone y las necesidades que impone cada estancia …Hay que pensar en todo, desde el recibidor hasta las habitaciones.

Un hall a medida
Un hall a medida
La función del recibidor, como su propio nombre indica, es la de recibir a quienes llegan a la vivienda. Entendido como una zona de paso, debemos evitar la colocación de cualquier mueble que pueda dificultar la libre circulación en esta zona.

El mobiliario debe contar al menos con un paragüero, un perchero y una pequeña consola o aparador donde dejar cartas o llaves o donde firmar recibos de entregas u otros documentos. Un espejo colocado estratégicamente será una buena manera de ampliar el espacio, que nos servirá además para darnos un último vistazo antes de salir de casa.

El cuarto de los pequeños
El cuarto de los pequeños
La habitación de los niños es la estancia que más cambios sufre a lo largo de su vida. Las diferentes etapas en su crecimiento implica el que esto sea necesariamente así. Por ello, es aconsejable escoger muebles en tonos neutros y de buena calidad, que soporten bien el paso de los años.

Además, hay que tener en cuenta que las habitaciones de los peques de la casa están sometidas a un maltrato constante. Es conveniente colocar la cama en un plano elevado con respecto al suelo e instalar, debajo la zona de escritorio, los armarios roperos o incluso una pequeña zona de estar. Esta idea te permitirá ganar metros cuadrados.

A cada edad...
A cada edad…
El cuartos de los niños no tiene porqué tener un ambiente infantil a costa del mobiliario. Es mejor decorar con acierto, lo que no significa convertir la habitación en un parque temático. Hay que adaptar el dormitorio a las diferentes edades de nuestros hijos y es tan fácil como cambiar las cortinas, las fundas nórdicas o el papel pintado … a cada edad lo suyo.
El dormitorio de matrimonio
El dormitorio de matrimonio
Si dejamos a un lado los gustos estéticos, clásicos o modernos, la habitación de matrimonio debe contar como mínimo con una cama grande o dos individuales y una o dos mesillas de noche. El consabido armario de cuatro puertas puede dejar paso, siempre que las dimensiones de la estancia lo permitan, a un magnífico vestidor anexo al dormitorio que a su vez comunicará con un cuarto de baño de uso exclusivo para la pareja.
¡Acierta con los muebles!
¡Acierta con los muebles!
¿De veras crees que ese maravilloso baúl antiguo del que te has enamorado tiene cabida en tu minúsculo apartamento? No te embales; cuando se trata de amueblar un hogar, lo más conveniente es analizar cuidadosamente el espacio del que se dispone y las necesidades que impone cada estancia …Hay que pensar en todo, desde el recibidor hasta las habitaciones.
Muebles de segunda mano
Muebles de segunda mano
Para los que no tengan una economía demasiado desahogada, lo mejor es comprar muebles usados de buena calidad … ¡En el mercado de segunda mano hay auténticas joyas! En ocasiones no están muy bien conservados, pero tras repararlos y tapizarlos de acuerdo a la estética actual puedes presumir de una pieza digna de coleccionista por muy poco dinero .
¿Tienes poco espacio?
¿Tienes poco espacio?
Cuando el espacio en una habitación es insuficiente, contar con un biombo puede ser la solución. Se puede utilizar como elemento decorativo o como mini-vestidor tras el cual colocar la bata, los zapatos o alguna otra prenda de ropa. Además, tampoco viene mal un sillón donde colocar nuestro vestuario del día siguiente. Para amantes de lo clásico, un tocador y un espejo completarán el mobiliario de esta estancia.

«
»