¿Cómo decirle a alguien que no está invitado a tu boda y no morir en el intento?

La lista de invitados está estrechamente relacionada con el presupuesto y el tipo de boda, ¿qué hacer cuando alguien se invita a tu boda?

Decirle a alguien “no estás invitado a la boda” es algo que agobia y presiona muchísimo a las parejas, no todo será color de rosa. Todo el mundo cree que debería ser parte de tu boda, solo tú sabes quién es esencial. Todo depende del presupuesto y del tipo de boda.

Si se trata de una boda grande, mediana o petit comité, la lista de invitados es básica. Mantén el control, nadie quiere colados incómodos en su gran día. Vamos a sacarte del apuro, estas son algunas formas educadas de decirle a esa persona que “no está invitada a la boda”.

  • Si es un familiar. Sin duda esta situación es la más complicada tanto por el lazo que les une como por los otros involucrados. Cuando una pareja decide no invitar a ciertos familiares como tíos, primos, primos lejanos o segundos, lo más probable es que no exista una relación cercana, por lo tanto las explicaciones sobre por qué no van a recibir invitación a tu boda estarán de más.  Encarga las disculpas a tus papás, evita un drama familiar.
  • Si es un compañero de trabajo. Esta es una situación típica y muy incómoda. Solo porque lo veas todos los días, no estás obligada a invitarlo a tu boda. También está mal pensar que si invitas a uno tienes que invitar a todos. No repartas invitaciones en la oficina y si de plano te cacha con las manos en la masa, explica que será una boda pequeña.
  • Conocido. Si te hacen comentarios sobre la boda, agradece y continúa con la frase “nos vemos pronto” (¡no en la boda!). Se trata de no titubear.
  • Niños. Los típicos papás que creen que sus (6) hijos también están invitados. Explica que se trata de una boda de adultos únicamente. Tendrán que entender.

Es tu gran día, controla la situación. Lo importante es que tú estés feliz, lo demás es lo de menos. Ni un invitado incómodo.