Clásicos errores que los recién casados cometen en su luna de miel

Estás en plena luna de miel y tu celular no deja de sonar, epic fail! Olvídate del mundo y dedícate al amor, ¡nada más!

Llegó el gran momento, la luna de miel, un lugar paradisíaco y el amor de tu vida, ¿qué podría salir mal? Un pequeño error en la reservación, un celular que no deja de sonar, una pelea. Sí, hay muchos errores por cometer pero, por favor, no en tu luna de miel.

Lápiz y papel porque estos son los 5 errores más comunes que los recién casados cometen en su luna de miel:

  1. Viajar inmediatamente después de la boda. Tras meses de planeación, adrenalina, emoción, baile, desvele y hasta alcohol en el cuerpo, ¡es una locura! Y más si será un vuelo de muchas horas o con escalas. Planea tu luna de miel para salir dos días después o en la semana del gran festejo para reponer baterías y disfrutar al máximo de este viaje.
  2. No desconectarse del trabajo. No pasará nada si te desconectas completamente unos días. El objetivo de dicho viaje será crear recuerdos para los dos, tener privacidad (¡por fin!) y desprenderse de cualquier otro compromiso.
  3. No desconectarse de las redes sociales. Grave error. Para la luna de miel, lo recomendable es que evites compartir cada foto y vivencia con la idea de que dejes ciertas cosas solamente para los dos. Además, el estar subiendo fotos y leyendo los comentarios de tus seguidores, restarás tiempo a tu pareja que, de hecho, debería ser tu prioridad justo en ese momento.
  4. Un pelea sin sentido. Si algo sale mal, acéptalo con calma y deja en casa el malhumor y el estrés. Evita una pelea (siempre) pero especialmente en tu luna de miel.
  5. No confirmar reservaciones. No aplicar la aclaración, cuando hagas las reservaciones en el hotel, de que son lunamieleros ya que posiblemente estarás cerrando las puertas a ciertos beneficios. Las atracciones turísticas, el avión, todo debe revisarse a detalle.

Y por supuesto, la cereza del pastel, disfruta plenamente de tu sexualidad, cumplan sus fantasías, experimenten y, sin pena, vívanlo todo.