Felicidad: deja de boicotearte. Sólo hazlo, está en tus manos

Le felicidad: esa escurridiza emoción que por más que buscamos atrás de aparadores como ropa, en la comida, en una pareja o en reflejada en la cartera puede ser  difícil de atrapar. Paradójicamente, para ser feliz no se necesita más que tener las ganas de serlo: aunque hay quienes piensan que la felicidad depende de factores externos.

Existen al menos cuatro cosas que toda mujer debe dejar de hacer ahora mismo para ser feliz:

Dejar de pedir perdón por todo.

Una baja autoestima es la principal razón por la que las mujeres suelen pedir disculpas por cualquier nimiedad. Tampoco se trata de ser grosera, pero no vayas por la vida disculpando tu existencia.

Decir siempre sí a los demás.

Por cuestiones culturales las mujeres siempre debemos estar dispuestas a ayudar o sacrificar nuestro tiempo o deseos por los demás. La próxima vez que tengas que decidir, intenta preguntarte si realmente lo quieres hacer.

Renunciar a nuestros sueños.

Cuando rechazamos lo que queremos ser o hacer, nos estamos boicoteando al dejar de lado nuestros  intereses ya sea por miedo o por inseguridad; pero decir no empeora la situación porque nos lleva a sentirnos más inseguras y a bajar nuestra autoestima.

Vivir con la culpa.

¿Te has preguntado de qué sirve culparnos por nuestras decisiones, omisiones o procrastinación? Deja de sentir culpa, enfrenta las consecuencias de tus actos y sigue.

Conforme detectes estos obstáculos en tu vida diaria y decidas reconocer que en tu interior están todas las herramientas para vivir plenamente, podrás identificar las áreas  de oportunidad que deben ser atendidas: la percepción que tienes de ti misma, la relación con  tus padres, la pareja o tu trabajo.

Se trata de modificar hábitos en tu propio beneficio.